Los Alpes suizos

Los Alpes suizos son un paraíso en invierno para los amantes de los deportes de nieve. Las cifras avalan su éxito. En ellos, se pueden encontrar más de 7.500 kilómetros de pistas de esquí alpino, 5.500 de pistas de esquí de fondo, 2.300 km de senderos para practicar raquetas, 30 pistas de snowtubing y más de 5.000 kilómetros de senderos de invierno señalizados. Además, poseen el récord europeo en promedio de altura con un total de 29 estaciones por encima de los 2.800 metros. Por si fuera poco también ostentan el privilegio de poseer el mayor desnivel en una pista balizada, 2.300 metros, desde Klein Matterhorn hasta Zermatt y la pista para deslizarse con trineo más larga de toda la cordillera, situada en Faulhorn-Grindelwald, con un total de 15 kilómetros para el disfrute de quienes se atreven a probarla.

Quienes viajen hasta Suiza se encontrarán además rodeados de un paisaje de cuento, con laderas y casas de arquitectura centroeuropea donde podrán calentarse frente a una chimenea después de un día de ejercicio en alguna de sus más de 250 pistas de esquí. Suiza vive la nieve, y por ello, además de invertir cada año en la mejora de las pistas, remontes y alojamientos, ha desarrollado una tecnología que permite a los usuarios a golpe de un solo click conocer el parte de nieve en sus tabletas o móviles con la app “Snow Report” para iPhone y Android o incluso recomienda rutas con mapas e informaciones detalladas con “Swiss Winter Hike”.

Algunos de lugares que pueden servir como base para conocer los Alpes suizos son Interlaken, Murren, Gstaad, Wengen y Grindelwald. Allí la oferta hotelera es moderna y numerosa, incluyendo hoteles, apartamentos y albergues. Estas localidades se encuentran en la región del Jungfrau, abierta a todo tipo de actividades y bien comunicada con las estaciones y los senderos que recorren la geografía alpina. Además, la oferta suiza es para toda la familia ya que en las estaciones existe la posibilidad de realizar otros deportes aparte de esquiar como aprender a hacer snowboard, conducir un trineo con perros o incluso para los más experimentados se puede practicar heli-skiing, con guías profesionales experimentados.