​San Antonio de Areco

San Antonio de Areco ocupa un idílico lugar de vacaciones en Argentina, a 90 minutos por carretera de la ciudad de Buenos Aires. La localidad, a orillas del río Areco, representa un destino de tradiciones que combina una interesante historia, artesanía y cultura con espacios naturales de gran valor ecológico y perfectos para desarrollar un importante turismo activo en cualquier época del año. La mejor hospitalidad y la más exquisita gastronomía se dan cita para invitar a sus visitantes a disfrutar de una merecida escapada a un lugar que sin duda reúne las condiciones más favorables para compartir una agradable experiencia de ocio y descanso.

Qué ver en San Antonio de Areco

La ciudad ofrece a los amantes de la cultura un completo catálogo de espacios donde el arte y las costumbres se abren paso a través de pinturas, esculturas y talleres participativos donde descubrir el pasado y la tradición del municipio. Destaca el Museo Municipal Gauchesco Ricardo Güiraldes, donde se recrea la cultura típicamente criolla y se da a conocer cómo era el día a día de sus antepasados. El Museo y Centro Cultural Municipal Usina Vieja, el Centro de Interpretación Ferroviaria de Vagues o el Museo Evocativo de Bellas Artes Osvaldo Gasparini, también son de gran interés entre otros muchos. La localidad cuenta con un sugerente circuito de ferias y mercados para recorrer y disfrutar, y donde poder adquirir originales productos de artesanía y populares productos alimenticios.

Qué hacer en San Antonio de Areco

La localidad argentina asegura unos entretenidos días de ocio y diversión al facilitar la puesta en práctica de un sinfín de opciones de recreo al aire libre y en familia. Todos los fines de semana tienen lugar las reuniones de las conocidas peñas, donde sus vecinos disfrutan de todo tipo de festejos con música en vivo y baile, una pasión que seduce como la expresión más característica de la comunidad. Un recorrido por los edificios declarados de Interés Histórico, y que a día de hoy conservan sus fachadas de principios del siglo XX, permiten a los visitantes revivir el espíritu de esas épocas, mientras que los artesanos abren las puertas de sus talleres para descubrir las tradiciones de los paisanos dando a conocer sus trabajos dedicados al calzado, la restauración de carruajes, la soguería o la cerámica. Los alrededores de la ciudad son perfectos para participar de actividades como los paseos a caballo, remontar en kayak el río Areco, experimentar una clase de Polo, jugar al golf o tirarse en parapente.

Dónde dormir en San Antonio de Areco

San Antonio de Areco ofrece al turismo una cuidada selección de confortables alojamientos de calidad donde relajarse y desconectar de la rutina diaria de las grandes urbes. La zona dispone de acogedores apartamentos, hostales y hoteles con encanto donde sentirse como en casa y aprovechar una auténtica experiencia de bienestar.

Trasporte

Esta ciudad argentina se encuentra en el medio de la pampa húmeda y está perfectamente comunicada por las rutas nacionales 7 y 8 y a través de la carretera provincial 41. Buenos Aires se localiza a 113 kilómetros, a 90 minutos en coche y a dos horas en autobús. Rosario se sitúa a 200 kilómetros en dirección norte. Asimismo y a poca distancia se sitúan tres pueblos rurales escondidos repletos de historia y tradición: Vagues, Villa Lía y Duggan.

Otra información de interés

San Antonio de Areco es un poblado típicamente agropecuario y ofrece a sus visitantes una infraestructura turística completa, desde sencillas posadas a exclusivos alojamientos, y siempre con una suculenta gastronomía por bandera. En sus restaurantes, parrillas y bares históricos es posible deleitarse con una interesante oferta culinaria a la altura de los paladares más exigentes.