Río Gallegos

Río Gallegos es la capital de la provincia de Santa Cruz, Argentina. Debe su nombre a que se encuentra en la desembocadura del río del mismo nombre, el cual es el más importante del departamento Güer Aike. Su oferta turística abarca, por un lado, parajes naturales de singular belleza marcados por un estuario en el que habitan multitud de aves y, por otro, una gran variedad de monumentos históricos y museos. Sin duda, una opción muy interesante para quienes buscan un destino alternativo dentro de América Latina.

Qué ver en Río Gallegos

Hay que empezar hablando por el puerto de la ciudad. Junto a él se sitúa el grueso de la oferta de ocio y diversión diurna y nocturna ya que está abarrotado de bares y restaurantes en los que, además, es posible disfrutar de lo más selecto de la gastronomía argentina. A muy poca distancia hay un paseo y una playa en la que, durante los meses de verano, es posible disfrutar de un refrescante baño. En cuanto a sus monumentos, su construcción más emblemática es la parroquia de Nuestra Señora de Luján. En el centro histórico hay una gran variedad de museos y plazas de interés.

Qué hacer en Río Gallegos

En primer lugar, hay que hacer mención al estuario de la ciudad. En él es posible avistar, de forma cómoda y sencilla, una gran variedad de aves residentes y migratorias. Para llegar hasta él es posible contratar una excursión privada, hacer senderismo o, simplemente, tomar un vehículo de alquiler ya que está a escasa distancia. Mención especial merecen los paisajes volcánicos de la Laguna Azul y de la Reserva Faunística Cabo Vírgenes. Son ideales para la práctica de deportes al aire libre y para entrar en contacto con la naturaleza. Además, dicha reserva cuenta con una de las mayores pingüineras de toda Sudamérica. En concreto, entre los meses de octubre y abril, es posible ver allí más de 150 000 ejemplares de pingüinos magallánicos.

Dónde dormir en Río Gallegos

Actualmente, la oferta de alojamiento en esta ciudad argentina es bastante interesante. Tanto en el centro histórico como en los alrededores del puerto es fácil encontrar un hotel de 3 o 4 estrellas en el que disfrutar de una estancia cargada de comodidades. Lo normal es que posea habitaciones climatizadas con baño privado, servicio de desayunos y conexión a Internet WiFi, por ejemplo. Además, en esas zonas también es factible hospedarse en un hostal que resulte más económico y gracias al cual ahorrar lo suficiente como para disfrutar de algunos caprichos durante el viaje. Finalmente, la última opción pasa por alquilar un apartamento vacacional aquí. Esta es una opción muy aconsejable para familias y grupos de amigos que quieran sentirse como en casa durante su estancia.

Transporte

A escasos kilómetros de esta ciudad argentina se encuentra el Aeropuerto de Puerto de Santa Cruz. Este es el principal punto de acceso de la zona junto al Aeropuerto de El Calafate. Lo normal es que, para llegar hasta cualquiera de los dos, sea necesario realizar un transbordo en el Aeropuerto de Buenos Aires. En cualquier caso, una vez en sus instalaciones, lo más aconsejable es alquilar un vehículo, tomar un taxi o contratar un servicio de traslados que lleve directamente a su territorio. La ciudad cuenta con una amplia red de autobuses urbanos, por lo que es fácil y rápido llegar a sus principales lugares de interés.

Otros datos de interés

La denominación de Río Gallegos de esta ciudad se debe al río homónimo que por allí pasa. Sin embargo, este fue llamado así en honor a Blasco Gallegos, piloto de la tripulación de Fernando de Magallanes en su viaje de circunnavegación que tuvo que ser completado por Juan Sebastián Elcano tras la muerte de este en Filipinas.