Bahamas

En la región de las Antillas, en América Central, se localiza el archipiélago de las Bahamas. Se trata de un lugar idílico, con cientos de islas, atolones y cayos, perfecto para disfrutar de unas inolvidables vacaciones. La ciudad más poblada y capital del archipiélago es Nasáu (Nassau), ubicada en New Providence. Hasta la llegada de los primeros colonos españoles, las islas estaban pobladas por los descendientes de los aborígenes arahuacos, que vivían del cultivo del maíz y de la pesca. En el siglo XVIII la soberanía de las islas se traspasó a los británicos y un par de siglos más tarde los habitantes votarían su independencia. Las islas basan su economía, entre otros aspectos, en el turismo, mientras que en las ínsulas más periféricas se dedican a la artesanía. Suelen realizarse varios desfiles con música y danza por las calles así como interesantes ferias de productos de cultivo tradicionales.

Los turistas que visiten la capital de Bahamas, Nasáu (Nassau), encontrarán un bonito puerto deportivo, impresionantes playas de agua cristalina y sugerentes rincones para visitar como el Parque Nacional The Retreat de Nasáu, el Museo de Balcony Hause, el Fuerte Charlotte o la Mansión de Graycliff. También se convierten en imprescindibles para recorrer la reserva de Lucayan y los arrecifes de Freeport. La isla de Eleuthera es popular por sus magníficas playas de arena rosa y Cayo Big Major y Andros destacan como lugares idóneos para disfrutar de bonitos arrecifes de coral. En Isla Paraíso se pueden encontrar casinos y parques acuáticos y permite una cómoda conexión con la isla de New Providence a través de un práctico puente.

El archipiélago ofrece a sus visitantes un sinfín de entretenidas actividades para que puedan disfrutar al máximo de su alojamiento en la región. El Cayo Arawak se ubica junto a Nasáu y se encuentra repleto de bares musicales y cafeterías que ayudan a crear un ambiente entretenido y jovial. Las islas son ideales para practicar el buceo o snorkel y descubrir la vida marina que se esconde bajo sus impresionantes aguas cristalinas. Se puede viajar entre islas en barco o pasear tranquilamente por el centro de la capital, Nasáu, que alberga varias tiendas de lujo, restaurantes y un gran número de interesantes monumentos. No se puede dejar pasar la oportunidad de deleitarse con los desfiles de Junkanoo que se realizan en verano y en carnaval.

Elegir un buen hotel u hostal dependerá de si se viaja buscando turismo activo o de relajación. Lo habitual es llegar por el aeropuerto de Nasáu y hacer noche en cualquiera de los hoteles de estilo colonial británico. Lugares junto a la playa como Isla Paraiso ofrecen a sus visitantes resorts de lujo con grandes piscinas y casinos. Otras islas como Eleuthera ofrecen alojamientos de lujo con playa privada y espacios dedicados al descanso y al bienestar. Del mismo modo, también puede encontrarse otro tipo de complejos con bungalows o cabañas para disfrutar de unas vacaciones con amigos o en familia.

La mejor forma de moverse por las localidades de Bahamas es en taxi, con paradas de este servicio público en los aeropuertos, los embarcaderos o los hoteles. Los taxis pueden alquilarse por un día entero y los coches y motos permiten trasladarse con mayor libertad. No obstante, en algunas islas hay autobuses públicos que recorren los rincones más interesantes y llegan rápidamente a cualquier lugar. Hay diversas compañías de ferry que operan los viajes entre las diversas islas del archipiélago.

Se puede viajar a las islas en cualquier época del año, aunque disfrutar al máximo de las playas sin viento ni tormentas se aconseja ir en primavera o verano. La moneda de Bahamas en el dólar bahameño y el idioma oficial es el inglés. Las reglas de tráfico son similares a las que se exigen en Inglaterra.