Villa de Leyva

Al llegar a Villa de Leyva, el viajero es recibido por nostálgicas calles de piedra y fachadas blancas, llenas de recuerdos y belleza. Este municipio de Boyacá forma parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia, y se ubica a 3 horas en coche de Bogotá. La ciudad fue fundada el 12 de junio de 1572 y destaca por su arquitectura colonial, que se mezcla con su faceta moderna y dinámica.

Qué ver en Villa de Leyva

Es recomendable iniciar la exploración de esta ciudad a partir de su enorme plaza principal, empedrada y rodeada por antiguos edificios muy bien conservados, como la iglesia catedral, el edificio de la Alcaldía, la iglesia del Carmen y el museo Antonio Nariño, entre otros. Muy cerca de la ciudad se extiende el desierto de la Candelaria y, en el municipio de Ráquira, se encuentra el monasterio La Candelaria. Al norte de la ciudad es posible admirar el maravilloso santuario de fauna y flora de Iguague.

Qué hacer en Villa de Leyva

Además de contemplar los testimonios del pasado de la región, en Villa de Leyva es posible disfrutar de diversas actividades. Las visitas a la granja o parque de los avestruces es una experiencia ideal para compartir en familia, y también es muy entretenido ir al parque temático de los dinosaurios, conocer sitios arqueológicos y comprar artesanías elaboradas en cerámica en tiendas llenas de encanto. A estas y otras actividades se suma la propuesta del Observatorio Astronómico de Zaquencipa, donde es posible reconocer constelaciones y contemplar planetas, estrellas y diversos fenómenos astronómicos. Durante el primer trimestre de cada año se lleva a cabo el Festival Astronómico, que reúne a miles de profesionales y aficionados a la observación de cuerpos celestes en la plaza del municipio durante un fin de semana. La programación del evento incluye conferencias y se permite el acceso a telescopios para observar el cielo estrellado.

Dónde dormir en Villa de Leyva

En el centro de la ciudad y los alrededores es posible reservar distintos tipos de alojamiento. Algunos de ellos ofrecen espacios y servicios de lujo, e incluyen spa, aparcamiento, piscina, salas para eventos y reuniones bien equipadas y, además, ofrecen servicio de habitaciones y de recepción las 24 horas. También hay hoteles modernos y funcionales más económicos, aunque igualmente agradables, donde habitualmente se sirven los desayunos, casas de huéspedes de pocas habitaciones muy sosegadas y opciones de hostal o posadas que prestan los servicios básicos, aunque ofrecen una magnífica atención y un estupendo ambiente familiar. Pueden contar con una cocina de uso compartido, y con habitaciones con baño privado o compartido.

Cómo llegar a Villa de Leyva y moverse por la región

La mayor parte de los viajeros internacionales se acercan a Villa de Leyva mediante el aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá. Desde allí es posible llegar a este destino tomando el autobús P500 hasta Portal El Dorado, continuar el viaje en el autobús B46 hasta la Terminal Satélite Norte y, desde allí, completar el trayecto en el autobús de la empresa Flota Valle de Tenza que cubre la ruta Bogotá-Villa de Leyva. En total, el trayecto desde el aeropuerto dura unas 5 horas. La ciudad se puede recorrer cómodamente a pie, y para realizar las excursiones se pueden contratar salidas guiadas en quad o alquilar bicicletas de montaña.

Datos de interés para viajar al noreste de Bogotá

Es conveniente cambiar algo de moneda a pesos colombianos en Bogotá, antes de llegar al pueblo. También es bueno saber que este destino es perfecto para los apasionados por el turismo activo, por los lugares de interés histórico y para familias. En la región la gastronomía es variada y apetitosa. Entre sus platos más destacados se incluyen el mondongo, la fritanga, la sopa changua, el chocolate con queso, el ajiaco, y el cuchuco de trigo, que es un guisado de carne y vegetales, entre otros platos tan nutritivos como deliciosos.