Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

365 días/24 horas para incidencias sobre reservas

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Costa de la Muerte

Costa de la Muerte

La Costa de la Muerte se encuentra en la provincia gallega de la Coruña y se extiende entre las localidades de Carballo y Finisterra. El origen de su nombre proviene de la gran cantidad de accidente mortales y naufragios que tuvieron lugar en esa zona debido a lo escarpado de la costa. Es precisamente este hecho el que también es responsable de la belleza natural de la Costa de la Muerte y lo que ha originado un floreciente turismo, con la consiguiente oferta de apartamentos y hoteles en la Costa de la Muerte.

Se pueden distinguir diferentes zonas con interés turístico en la Costa de la Muerte. Así, en Finisterre, lugar que los romanos identificaban con el final del mundo se pueden encontrar apartamentos y hoteles muy cerca de la playa Langosteira; los hoteles y apartamentos de Corcubión ofrecen vistas inigualables sobre la playa de Quenxe; en la zona de Laxe se pueden encontrar bonitos hoteles a pie de playa y apartamentos en zonas aisladas con vistas espectaculares, y en Muxia se ubican algunos hoteles con encanto.

La Costa de la Muerte es un lugar que encierra una gran riqueza paisajística, cultural y gastronómica. La peligrosidad de su orografía, con su costa escarpada con abruptos acantilados, playas abiertas, grandes extensiones de arena han dado lugar a un gran número de leyendas que están íntimamente unidas a la historia de Galicia.

Recorrer la Costa de la Muerte ofrece numerosas alternativas a los turistas que se pueden dejar seducir por historias como la de Noia, donde se dice que está enterrada el arca de Noé y en cuyo cementerio se pueden encontrar lápidas y simbología que aún no tiene una clara interpretación. Visitar Finisterre es un regalo para los sentidos, un estímulo para la imaginación y todo un regalo para el paladar si se disfruta del excelente pescado a la brasa que se sirve en la propia playa Langosteira. Pero, además, a lo largo de los kilómetros se pueden encontrar numerosos pueblos pescadores en los que aún se puede descubrir el lado más auténtico y tradicional de la Galicia marinera.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. Más información

Cerrar
↑