Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Costa de Lanzarote

Costa de Lanzarote

Quienes se acerquen a conocer la esplendorosa costa de Lanzarote estarán entrando en un mundo cargado de vida, de una belleza inusitada y de una calidad excepcional. Multitud de pueblos y pequeños núcleos urbanos se suceden a lo largo de la línea marítima de esta isla del archipiélago canario, en la mayoría de los cuales es posible encontrar hoteles, apartamentos, hostales o pensiones.La costa de Lanzarote está compuesta por una sucesión de playas y pequeñas calas. El color oscuro de su arena se explica por el origen volcánico de la isla, el cual ha contribuido, además, a crear unos bonitos fondos marinos llenos de vida. Y es que la lava y el fuego están presentes en todas las facetas de Lanzarote, desde el interior, con el Parque Nacional de Timanfaya, hasta la zona costera. Un buen ejemplo de ello es el Lago de los Ciclos, una playa de arena negra sobre la que yace una laguna verdosa, que crea un contraste único difícil de olvidar.Las zonas turísticas más importantes de la costa de Lanzarote se sitúan en los núcleos de Playa Blanca y Puerto del Carmen, donde la oferta de hoteles y apartamentos es amplia, adaptándose a todos los gustos y niveles económicos. Los restaurantes, bares, discotecas, supermercados o escuelas de surf también son frecuentes en esta zona, complementando de este modo los múltiples servicios ofrecidos por los hoteles y apartamentos.Entre las playas más conocidas de Lanzarote destaca, sin lugar a dudas, Papagayo, una pequeña extensión de arena dorada cuyas aguas cristalinas dejan entrever un estupendo fondo lleno de peces y algas de los más diversos colores. El entorno en el que se encuentra, en una zona completamente natural sin ningún tipo de construcciones, hace aumentar aún más la sensación de que nos encontramos en una playa mágica y única en el mundo. En el otro extremo se sitúa Famara, conocida por ser el lugar favorito de los surfistas y los amantes de los deportes acuáticos. Desde aquí se puede divisar también La Graciosa, un islote prácticamente virgen que puede visitarse a través de un barco que zarpa desde el Puerto de Órzola.En cualquier caso, la costa de Lanzarote embruja por su belleza inusual. Sus múltiples hoteles y apartamentos están integrados en el entorno y contribuyen a crear un paisaje inimitable que quedará grabado para siempre en la memoria.