Cala Hernández

El recortado litoral del parque natural de Cabo de Gata (Almería) esconde un puñado de calas inaccesibles… a no ser que se acceda a ellas por mar. Se pueden observar desde las cumbres de la zona (no hay más que subir a Cerro Ricarcillo o Cerro Negro para comprobarlo). Una de ellas es Cala Hernández, que, aunque teóricamente accesible a través de un sendero que va desde Las Negras a Cala de San Pedro, el mal estado del camino aconseja hacerlo, por ejemplo, navegando en un kayak que se puede alquilar en Cala de San Pedro.

Enmarcada la cala entre impresionantes paredones de piedra, esta cala es especialmente aconsejable para aquellos viajeros que gusten del buceo. Y es que los fondos marinos de Cala Hernandez, bajo aguas intensamente límpidas y transparentes, son hogar para una poblada fauna marina autóctona: meros, morenas, pulpos. ¿Y qué decir de las praderas de posidonias oceánicas, cada vez más escasas?

Parajes como éste, situado en la zona más oriental, han resistido, por ahora, a la especulación del ladrillo ¿Cuánto tiempo seremos capaces de mantenerlos así?