Retamar

Retamar se extiende junto al mar Mediterráneo, corriendo paralela a la rambla que desemboca en sus aguas. Tres kilómetros de costa donde se ha levantado un complejo turístico abierto a todo tipo de público. Perteneciente a la ciudad de Almería y unido a El Toyo desde la celebración de los XV Juegos Mediterráneos, Retamar ofrece un descanso tranquilo, siendo una buena base para realizar excursiones a los alrededores y descubrir los secretos del Parque Natural del Cabo de Gata.El turismo que aquí se desarrolla es de gran calidad. Todos los hoteles en Retamar son de cuatro estrellas y cuenta con cuatro establecimientos de estas características, situados tres de ellos en la avenida de los Juegos de Casablanca, cerca del Paseo Marítimo de Retamar.Dicho paseo transcurre a través de 600 metros y allí el visitante podrá encontrar chiringuitos y locales de restauración para cobijarse de los rayos del sol. La playa de Retamar traza sus líneas junto al Paseo Marítimo. Su arena presenta algo de piedra, pero aún así es fina. Lo mejor, sus vistas envidiables de la Bahía de Almería.Retamar, con poco más de 4.400 habitantes, es un enclave de paz, lleno de chalets y apartamentos particulares, que prometen unas vacaciones para descansar. Para salir del relax, se pueden hacer numerosas actividades en los alrededores. Se puede coger el bus de línea urbano y plantarse en las calles de Almería para disfrutar de su patrimonio histórico y artístico. Allí se pueden visitar los refugios subterráneos que todavía se conservan de la Guerra Civil Española o visitar La Alcazaba.Si los gustos del turista están más unidos al deporte y la naturaleza, se puede practicar golf en Retamar, ya que dispone de un campo, Alborán Golf, que cuenta con 18 hoyos championship. Además, se pueden organizar excursiones al Cabo de Gata en bicicleta ya que existen pistas de tierra hasta allí o jugar al pádel, hacer windsurf...Retamar está comunicada de manera excelente. Se encuentra a escasos 8 kilómetros del aeropuerto de Almería. Se puede viajar en autobús interurbano y tren hasta Almería y desde allí coger el bus urbano, que une la capital con Retamar con frecuencias aproximadas cada 30 minutos. El acceso en vehículo privado es otra de las opciones.