La Antilla

La Antilla es un pequeño núcleo urbano que posee una famosa playa en la Costa de la Luz, de la que toma su nombre y que pertenece al municipio onubense de Lepe. Este lugar, de apenas tres mil habitantes, está claramente enfocado hacia el turismo. Por ello, dispone de una inmensa cantidad de hoteles y apartamentos que permiten, en los meses de máxima ocupación, multiplicar su población por treinta. Su ubicación es ideal para visitar otras localidades cercanas como, por ejemplo, Huelva y Sevilla, así como para traspasar la frontera hacia Portugal.

Los hoteles de la Antilla suelen ser grandes complejos y resorts a pie de playa en los que se puede disfrutar de todos los lujos y comodidades que se puedan imaginar. Debido al gran auge turístico que vivió la localidad a comienzos de este siglo, la mayoría de estos hoteles cuentan con modernas instalaciones en las que se pueden encontrar circuitos de spa, pistas deportivas o salones de masaje. Lo mismo ocurre con los apartamentos, los cuales se encuentran encuadrados en complejos de reciente construcción. Hay que destacar que si se opta por alojarse en uno de estos hoteles a orillas de la Costa de la Luz, se podrá disfrutar en sus restaurantes de la exquisita cocina local en la que destacan las famosas gambas de Huelva. Por su parte, los apartamentos permiten comprar y cocinar estos alimentos de excelente calidad.

La denominación que recibe La Antilla tiene un origen muy curioso. Se dice que fue descubierta en el siglo XVI al buscar un enclave en que construir la Torre del Catalán, cuyo objetivo era vigilar y proteger las aguas de la Costa de la Luz. Desde ese momento fue el lugar habitual en el que llegaban los barcos procedentes de América. Los marineros que tripulaban dichas embarcaciones le dieron este nombre pues el color de la arena de sus playas les recordaba al de las islas de Las Antillas. La realidad es que la playa de La Antilla, la cual se puede contemplar desde cualquiera de los hoteles y apartamentos que la rodean, está catalogada como una de las de mayor calidad de España por el cuidado de la arena y sus cristalinas aguas típicas de la Costa de la Luz.