Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula euros con tus reservas
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Matalascañas

_
Más de 5 habs.
Habitación 1:
Habitación 2:
Habitación 3:
Habitación 4:
Habitación 5:

Hoteles destacados

Matalascañas

A un lado, la playa; al otro, todo un parque nacional y natural. Este es el principal atractivo de Matalascañas, población costera perteneciente al municipio de Almonte, en Huelva. Arena blanca bañada por el océano atlántico y olas que permiten la práctica del surf en un entorno rodeado por completo del Parque de Doñana. La urbanización cuenta también con el campo Golf Dunas de Doñana, ideal para practicar este deporte a todos los niveles.Matalascañas se encuentra rodeado en todo su perímetro por un espacio protegido, el Parque de Doñana, hogar de más de 300 especies de aves y del felino más amenazado del mundo, el lince ibérico. Es por ello que el acceso a esta urbanización solo se puede realizar a través de carretera, desde Huelva o desde Sevilla. Este relativo aislamiento, sin embargo, no impide que cuente con buenos servicios e infraestructuras, que lo han convertido en segunda residencia de muchas familias en verano.El alojamiento en Matalascañas abarca todas las posibilidades. A apenas unos minutos de la playa se pueden encontrar pensiones u hostales por un precio muy económico. Los veraneantes más exigentes cuentan con hoteles en Matalascañas provistos de todo tipo de comodidades: piscina, gimnasio, parque infantil... Hay hoteles y apartamentos a tan solo unos pasos de su magnífico campo de golf. Golf Dunas de Doñana es un campo de 18 hoyos que tiene como principal atractivo que parte de su recorrido transcurre en un paraje con vegetación y fauna autóctona de Doñana.Matalascañas cuenta con el Parque Dunar de Doñana. Se trata de una zona de dunas de 130 hectáreas, perfecta para practicar senderismo por la costa, que se creó hace más de 20 años como zona que ejerciera de 'cortafuegos' para minimizar el impacto de la construcción. Este espacio cuenta con el Museo del Mundo Marino, especializado en cetáceos -se pueden ver reconstrucciones de esqueletos reales de estos mamíferos marinos-, y con un itinerario para recorrer a lomos de dromedarios, al más puro estilo del desierto africano. Toda una aventura para los que viajen en familia.