Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
}

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula euros con tus reservas
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Úbeda

_
Más de 5 habs.
Habitación 1:
Habitación 2:
Habitación 3:
Habitación 4:
Habitación 5:

Hoteles destacados

Qué ver en Úbeda

Úbeda es junto a Baeza uno de los tesoros mejor conservados de la provincia de Jaén. Esta localidad andaluza puede presumir desde 2003 de ser Patrimonio Cultural de la Humanidad por la belleza y conservación de su arquitectura renacentista, así como su estructura urbana única. Úbeda es un destino para caminar, por lo que lo más idóneo es coger un hotel céntrico que permita fácilmente moverse por el casco antiguo a pie. La localidad cuenta con un Parador Nacional de Turismo, un edificio histórico que ocupa un palacio renacentista del siglo XVI, que merece la pena visitar aunque uno no se aloje en él. Igualmente, muchos de los establecimientos ocupan edificios con historia, aunque también los hay de nueva construcción.

No nos vamos a ir por los cerros de Úbeda, y vamos a centrarnos en todo lo que hay que hacer en esta localidad histórica, que no es poco. Para el primer contacto con la ciudad, lo mejor es comenzar en la Plaza Vázquez de Molina, conocida por los vecinos como Plaza de Santa María y considerada como el corazón de la ciudad. Allí, además del Parador (Palacio del Deán Ortega), nos espera un bello ejemplo de plaza renacentista con edificios firmados por el arquitecto Andrés de Vandelvira, a quien Úbeda le debe mucho. En la plaza, además del Palacio de las Cadenas, actual Ayuntamiento de Úbeda, podréis observar el Palacio del Marqués de Mancera, la cárcel del obispo, la sacra capilla del Salvador, las ruinas del Palacio de don Rodrigo Orozco y la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Muy cerca hay más monumentos indispensables como el Palacio Vela de Cobos, el Palacio de los Condes de Guadiana y el Museo Arqueológico de Úbeda. Lo mejor es coger un plano e ir recorriendo poco a poco el casco, eso sí, haciendo paradas en las tascas de la zona para probar las tapas, el aceite y los vinos de la provincia.

Caminando más allá de la plaza hay que seguir conociendo y empapándose de la historia del lugar. Para ver una de las mejores obras del Renacimiento español hay que acercarse hasta el Hospital de Santiago, obra de Andrés de Vandelvira, considerada como un edificio cumbre del manierismo. Un poco alejado del centro, nos aguarda con su fachada monumental. En la actualidad es un centro cultural de exposiciones y congresos, pero cuando fue mandado construir por el obispo Diego de Cobos su funcionalidad era ser un hospital para pobres enfermos. Otro edificio reseñable es la Casa de las Torres, considerada como el mejor palacio plateresco de toda la ciudad. Actualmente es la sede de la Escuela de Artes y en su interior cobija un patio de gran belleza que no hay que dejar de visitar. Otro estilo es el que se descubre en la iglesia gótica de San Nicolás, reconocida como el mejor gótico andaluz de todo Jaén.

Una visita que merece mucho la pena es la que lleva hasta el popular Barrio de los Alfareros, en San Millán, donde hay que acercarse hasta la calle Valencia. Aquí se han localizado históricamente las alfarerías de la ciudad y a día de hoy aún se puede ver en esta vía este oficio tradicional y artesano, donde se combinan las viviendas familiares con los obradores. Asimismo, en Úbeda hay que recorrer las huellas de su murallas para conocer más sobre su fisionomía y pasado. Desde la murallas hay una hermosa vista de los campos de olivos de los alrededores, un paisaje que enamoró a Antonio Machado y a que vosotros, apostamos, que tampoco os dejará indiferentes.