​Ardales

​Ardales, que se encuentra en Málaga, entre la serranía de Ronda, el valle del Guadalhorce y la depresión de Antequera, es un pueblecito de origen árabe situado sobre una peña, cuya fisonomía se caracteriza por sus estrechas calles y sus blancas casas, típicas de la región andaluza. Se encuentra a unos 50 kilómetros de la capital de la provincia, a 445 metros sobre el nivel del mar, y cuenta con unos 2600 habitantes.

Qué ver en Ardales

La visita guiada a la cueva de Doña Trinidad Grund es una experiencia deliciosa, que permite adentrarse en una enorme cueva prehistórica mientras el guía ofrece entretenidos comentarios y contagia su entusiasmo al tiempo que se admiran sus pinturas rupestres. También en la naturaleza circundante se encuentra el parque nacional de Ardales, el cual exige un buen estado de forma para afrontar el recorrido andando. Ofrece, asimismo, actividades en contacto con la naturaleza como hidropedales, kayak en pantanos y, por supuesto, senderismo.

Este tipo de deportes también pueden realizarse en las inmediaciones de los embalses Guadalhorce-Guadalteba, donde toda la familia suele disfrutar de un maravilloso pícnic en un entorno bellísimo y enormemente relajante.

Qué hacer en Ardales

Esta población cuenta con tres castillos sumamente interesantes, cuya visita traslada a época pasadas en las que la lucha por la supervivencia era diaria. En concreto, son el de Turón, el de la Peña y Puente de la Molina.

El Caminito del Rey y el Desfiladero de los Gaitanes ofrecen otra experiencia vital fascinante, pues se trata de una pasarela peatonal de más de 3 kilómetros que se encuentra adosada al interior de un cañón, y que en ocasiones tiene una anchura de apenas un metro. Colgada a más de 100 metros de altura, entre paredes casi verticales, constituye una verdadera prueba de fuego para valientes y aporta un incomparable subidón de adrenalina.

Dónde dormir

El alojamiento en Ardales no supone el más mínimo problema. Además de poder escoger un hotel o un hostal de estilo actual en la población o sus alrededores, esta localidad cuenta con un rico tejido de casas rurales, posadas, pensiones, villas, casas y fincas con encanto. Además, también dispone de un buen surtido de apartamentos turísticos, que pueden alquilarse en cualquier época del año. En consecuencia, se trata de una ubicación excelente para desconectar de la rutina y sumergirse en la auténtica esencia vital de Andalucía.

Transporte

La estación de autobuses más próxima a Ardales es la de Teba, que se localiza a poco más de 13 kilómetros. Así, el autobús 733 llega desde Málaga ciudad en alrededor de una hora, con un precio del billete que oscila entre los 3 y los 9 euros. Por otra parte, la estación de cercanías de Alora se ubica a 14,42 kilómetros, y a ella llega la línea de tren MÁLAGA C-2.

Con todo, la opción más habitual es desplazarse en coche desde la capital de la provincia. Hacerlo en taxi, por ejemplo, tiene un precio orientativo de 55 euros y suele tardar tres cuartos de hora. Otras ciudades andaluzas carismáticas, como Córdoba, Sevilla o Granada, se ubican a poco más de 100 kilómetros.

Otros datos de interés

Dado su carácter prehistórico, en esta localidad y su entorno se han encontrado objetos de la Edad de Piedra, hachas de sílex, agujas de huesos y otros vestigios similares. Además, está comprobado que en la época de los celtíberos se localizó en sus inmediaciones la ciudad de Turobriga. También los romanos dejaron constancia histórica de su presencia y, en general, ese poso de los tiempos permanece latente en la aparente calma y placidez de este pueblecito blanco típicamente andaluz.