Ronda

Sobre las montañas, con impresionantes vistas y rodeada de una naturaleza excepcional se encuentra Ronda, uno de los pueblos más carismáticos y llamativos de Málaga. Con una gran oferta cultural, gastronómica, deportiva y de alojamiento (entre los que se incluyen casas rurales, hoteles y apartamentos), este lugar tiene todos los componentes necesarios para hacer disfrutar a los visitantes de emociones y experiencias únicas e inolvidables.Ronda está situada entre las provincias de Cádiz y Málaga, muy cerca del Parque Natural de la Sierra de Grazalema y a una hora en coche de las playas de Marbella. Escritores como Luis Cernuda o Juan Ramón Jiménez dedicaron algunas de sus palabras a alabar a este precioso rincón andaluz, algo que contribuye a aumentar la fama y la magia que vuelan sobre Ronda.En este pueblo, en el que viven poco menos de 40.000 personas, todo está en sintonía con el ambiente y el paisaje. Así, unos cuantos hoteles y apartamentos se reparten por el casco urbano, en los que el visitante podrá recorrer la historia del municipio y disfrutar de una calidad y servicios excelentes. Mientras, las casas rurales y los campings se confirman como otras opciones interesantes para estar en contacto con la naturaleza.Una vez hayas realizado el check-in en los hoteles o apartamentos, puedes optar por una ruta gastronómica, en la que degustarás platos típicos de Málaga y de otras zonas de la sierra andaluza. Aquí son comunes recetas como el rabo de toro, el cabrito al aroma rondeño o los borrachos, una especie de bizcocho bañado en licor.Ya con el estómago lleno se puede proseguir con una visita a los principales monumentos de Ronda. Destacan la Iglesia de Santa María la Mayor, el Puente Nuevo sobre el Tajo, los baños árabes o el Palacio del Rey Moro. Otra visita recomendada es la Plaza de Toros, en la que toreros de reconocido prestigio han realizado algunas de sus faenas más memorables.Por último, conviene dedicar todo un día a disfrutar del aire limpio y puro de esta sierra de Málaga, de su naturaleza exuberante y de sus paisajes indescriptibles. Las actividades deportivas y el estudio de plantas y aves serán una buena forma de conocer el entorno antes de regresar a los hoteles y apartamentos para un más que merecido descanso.