Los alfareros de Triana, Sevilla

Entre las calles Antillano Campos y Alfarería encontramos un conjunto de tiendas talleres en las que trabajan los alfareros de Triana, en Sevilla. Caminando por estas calles, los talleres se van sucediendo uno tras otro. Merece la pena entrar en uno o en varios de ellos y ver trabajar a estos habilidosos artesanos ceramistas. Cuando el viajero llegue a ellos sentirá la extraña sensación de que el tiempo parece no haber hecho mella en estas factorías de terracota, donde el olor a pinceles humedecidos en aguarrás y a arcilla impregna cada rincón.

Con las manos desportilladas de arcilla seca y sin perder de vista el mágico torno en el que trabajan, es probable que sea el mismo maestro alfarero quien cuente al visitante (o sea, a nosotros) historias y anécdotas relacionadas con su oficio. Conviene escucharle puesto que, en sus palabras, hay siglos de experiencia. Hoy elaboran todas las piezas que uno pueda imaginar, desde la más tradicional, a la más moderna y turística… como pudiera ser una réplica de un pasamanos de la sevillana plaza de España.