​Bronchales

​Bronchales es el nombre de un municipio ubicado en la provincia de Teruel, comunidad autónoma de Aragón, y en el corazón de la bella Sierra de Albarracín. Su población supera ligeramente los 400 habitantes, lo que da fe de su carácter apacible y acogedor. Sin embargo, esta, durante los meses de mayor apogeo del turismo, puede multiplicarse fácilmente. Es muy famoso en toda España por su masa de pinares, la cual es considerada como una de las mejor conservadas de todo el país. Se ubica a una altura de casi 1600 sobre el nivel del mar.

En Bronchales merece la pena dar un paseo por sus calles para disfrutar del ambiente y de la forma de vida de sus gentes. En este sentido, el pueblo cuenta con una bella iglesia en el centro del municipio y con diversas calles que dan acceso directo a sus pinares. Por su parte, también dispone de una embotelladora de agua que es posible visitar y mediante la cual se tiene la posibilidad de conocer todos los aspectos que rodean a la calidad de sus aguas. Sin duda, visitas todas ellas muy interesantes.

Las actividades de ocio y diversión de este bello municipio ubicado a 60 km de la ciudad de Teruel, están marcadas por los pinares que lo rodean. En este sentido, Bronchales cuenta con una gran variedad de caminos de tierra, por lo que es posible recorrerlos efectuando apasionantes excursiones de senderismo que permitan disfrutar del paisaje y del característico aroma de estos árboles. Al estar ubicado en mitad de una sierra, hay otras actividades que también se pueden realizar como, por ejemplo, el ciclismo de montaña o la escalada. Y al terminar, durante el camino de vuelta, nada mejor que hacer una parada en cualquiera de las ventas que hay por el camino para disfrutar de lo más selecto de la gastronomía tradicional aragonesa.

Es curioso que, a pesar de la escasa población que reside en Bronchales, su oferta de alojamiento es bastante amplia y variada. Es cierto que no es fácil encontrar un hotel provisto de los más modernos servicios, sobre todo, durante la temporada de recogida de setas, pero tampoco imposible. Sin embargo, alojarse en un hostal económico es una posibilidad totalmente factible en cualquier época del año. Por su parte, la alternativa que mayor variedad de opciones ofrece es la de reservar una casa rural o vacacional. Los viajeros también tienen la oportunidad, en ellas, de disfrutar de una mayor autonomía y privacidad al contar con sus propias cocinas, cuartos de baño y demás instalaciones.

Hay varias opciones para llegar hasta este bello municipio de la Sierra de Albarracín. En primer lugar, hay que hacer especial mención al coche. Bronchales es accesible, en primer lugar, mediante las autopistas A-3 y A-4, aunque para llegar hasta su núcleo urbano hay que seguir la carretera TE-V-9031. También es posible acceder a su territorio utilizando el transporte público, si bien es cierto que es una opción más limitada. En concreto, la ruta es ofrecida desde Teruel por el servicio de autobuses. De septiembre a junio parte uno cada día de lunes a viernes desde la Estación de Autobuses de Teruel. En cambio, durante el verano, esta frecuencia se reduce a uno los lunes y otro los viernes.

Las fiestas patronales de Bronchales tienen lugar, cada año, entre el 14 y el 19 de agosto y se celebran en honor a San Roque y a Nuestra Señora de la Asunción. En ellas destaca el acto de La Sopeta, mientras que la tradición del Baile de los Pollos, prácticamente extinta, trata de recuperarse y sigue siendo bastante curiosa.