Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula dinero con tus reservas
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Cudillero

Hoteles destacados

Cudillero

La villa marinera de Cudillero está considerada como uno de los pueblos más bonitos de España y no es para menos gracias a su combinación de costa, casas y tradiciones, que hacen una mezcla de ingredientes perfecta para alzarla en el top 10 de pueblos con más encanto del país. Esta pequeña localidad pesquera guarda en su calles la autenticidad de la Asturias de mar, que se deja sentir pasando unos días en sus calles y en sus alojamientos. La mayor parte de los establecimientos que se pueden encontrar en Cudillero son apartamentos, casas rurales y hoteles de dos estrellas de gestión familiar. Igualmente cuenta con un camping como opción para aquellos que busquen un contacto directo con la naturaleza.


En Cudillero hay que dejar el coche aparcado para recorrer su centro. Lo que más llama la atención es la composición de sus calles, ya que se encuentran escalonadas hacia el puerto, creando una sensación muy especial tanto cuando se mira desde la parte más alta como cuando se hace desde la parte más baja. Las casas se descuelgan por la ladera con sus colores creando un anfiteatro de gran belleza que se puede fotografiar desde el puerto. La villa de Cudillero ha estado siempre ligada al mar, a los pescadores, por lo que aún se conservan tradiciones relacionadas con esta profesión como la del curadillo que consistía en secar los pescados en la puerta de las casas para aprovechar el frío del exterior. Relacionado con el mar se celebra la famosa fiesta de L'Amuravela, un pregón humorístico que se lee cada 29 de junio en San Pedro por parte de un marinero que lo recita en “pixueto”, el dialecto de los marineros de la zona. Es una festividad que congrega a un gran número de curiosos y vecinos de toda Asturias. Y por supuesto, hay que probar el pescado fresco de la zona, dejándose seducir por las recetas locales que se sirven en los restaurantes de Cudillero.

En los alrededores existen un gran número de playas donde pasar el día. Destacan algunas como la Playa de Aguilar (con bandera azul), la de las Llanas (una zona aislada bajo unos acantilados) y la de Oleiros (rodeada de pinares), a menos de 5 kilómetros de distancia. Igualmente a menos de 10 kilómetros se ubica una de las playas más bonitas de todo el norte peninsular: la Playa del Silencio. Presenta un paraje casi virgen, aunque suele tener bastante afluencia por lo que es recomendable ir a primera hora. La playa, dentro del Paisaje Protegido de la Costa Occidental, es espectacular y dispone de un aparcamiento cercano, eso sí, los últimos 500 metros hay que hacerlos a pie.

Además, no hay que dejar de visitar el Faro de Cudillero, no sólo por su paisaje circundante, sino porque es uno de los más antiguos de la región. Para llegar hasta él hay que seguir un paseo peatonal que parte desde el mismo puerto de Cudillero. La panorámica merecerá la pena y el paseo se hace agradable, sobre todo los días de primavera y verano. Asimismo, en la zona se pueden observar auténticas casonas indianas y un edificio muy singular: la Quinta de Selga, una mansión que a día de hoy es un museo de arte que contiene una obra de Francisco de Goya, además de tapices y objetos de coleccionista.