cover

Ubicada la tienda en el centro de la ciudad –aunque hoy también está abierta al cibermundo a través de su cibersombrerería- el comercio lleva más de ochenta años cubriendo las cabezas de asturianos y no asturianos. Sus actuales propietarios, que llevan el negocio desde los años 60, cuando se lo compraron a su fundador, comentan que ahora ellos venden paraguas -además de sombreros y banderas- pero que, curiosamente, el primer propietario abrió la tienda para hacer competencia a los paraguas, prenda que odiaba.

La verdad es que curiosear en este peculiar trocito de historia y en una sombrerería de la vieja burguesía norteña, es una auténtica gozada.

↑

Llévanos en tu bolsillo ¡gratis! Descarga nuestra APP y ¡ahorra!