Pravia

Con más 8000 habitantes, este concejo del Principado de Asturias cuenta con una histórica rica, que se remonta al paleolítico inferior. Se trata de uno de esos pueblecitos amigables, entrañables y tranquilos de esta región, en los que la vida transcurre mansamente y la relajación se convierte en parte esencial de la existencia.

Qué ver en Pravia

La belleza y la originalidad de este concejo radica en la combinación de arte prerrománcio, huertas, enclaves de pescadores y fabulosa gastronomía, especialmente representada por sus platos de salmón y sus fabes. En otros tiempos históricos, fue villa y corte de la monarquía asturiana. Era la época de Silo y Adosinda, cuando la fertilidad de la tierra situada entre los caudales de los ríos Narcea y Nalón era su principal atributo.

En el municipio, por ello, se aprecia todavía el halo regio y cortesano de esos tiempos remotos, por ejemplo en la iglesia perrománica de San Juan Evangelista (en el cercano municipio de Santianes). El Museo del Prerrománico es, posiblemente, el principal atractivo turístico urbano con que cuenta Pravia.

Qué hacer en Pravia

La vida cotidiana en este concejo discurre plácidamente, con calma y amabilidad. Su rutina se rompe cada siete días, cuando se celebra el mercado semanal de los jueves. Participar en él, recorrer su variopintos puestos y aprovechar las ofertas y el género con el que cuenta es un entretenimiento muy recomendable.

Además, en el entorno se agrupan diversos atractivos naturales, como los molinos de la Veiga en Cañedo, el Valle de Arango, el Rincón de las Aves en Santianes y varias rutas recomendables, en especial la de los miradores de Pravia a Los Cabos, la de Narcea hasta Luerces y la de los Indianos, entre Peñaullán y Somao.

Dónde dormir

Este concejo cuenta con una oferta de alojamiento de proximidad, envolvente, amable y de esencia tradicional. En el casco urbano es posible encontrar un hotel señorial, que en su momento fue un casino y que todavía conserva esa elegancia característica de los grandes centros históricos de ocio. Además, también existen otros hoteles urbanos con encanto, así como alguna casa rural interesante. En sus proximidades, asimismo, se distribuyen otras opciones, entre ellas apartamentos turísticos, pensiones y posadas ancestrales. Cuando lo que se busca es un hostal acogedor y sencillo, también existen buenas alternativas.

Transporte

La estación de autobuses se encuentra a 700 metros de la población, en San Esteban de Pravia. A ella llegan autobuses desde las principales localidades asturianas. Para viajar en tren, la opción es llegar a la estación de cercanías de La Corredoría, situada a más de 13 kilómetros. A ella llegan los trenes ASTURIAS-C1 y ASTURIAS C-3.

Por carretera, conviene destacar que Oviedo se ubica a 25,83 kilómetros, mientras Soto del Barco, Muros del Nalón, Candamo y Cudillero se localizan a menos de 10 kilómetros.

Otros datos de interés

Asturias es, en general, un fascinante destino de turismo activo. El recorrido en canoa por el río Nalón, que se prolonga alrededor de 9 kilómetros, es una propuesta estupenda al alcance de todo tipo de públicos. La mansedumbre de las aguas permite disfrutar del paseo mientras se contemplan la flora, la fauna y la belleza paisajística de la zona. Se trata de una buena alternativa para iniciarse en esta práctica, pues los monitores cuentan con gran experiencia y están pendientes de todo. Las canoas disponibles son dobles y triples, y el viaje incluye un pícnic muy estimulante.

Pravia es, por último, un magnífico campamento base desde el cual organizar excursiones a poblaciones asturianas de interés, como Cudillero, Muros del Nalón y, sobre todo, Avilés, adonde se llega en unos 20 minutos de carretera (23 kilómetros).