​Somo

​Somo ocupa un encantador destino turístico perteneciente al núcleo de población de Ribamontán al Mar, en la provincia de Cantabria, y que también comprende los municipios de Carriazo, Castanedo, Galizano, Langre, Loredo y Suesa. La localidad cuenta con unos 1.700 habitantes y está considerada como uno de los espacios turísticos más poblados de la región. Sus encantadoras playas y la proximidad a ciudades como Santander la convierten en una atractiva villa donde disfrutar de unas magníficas vacaciones de ocio y descanso en familia. Se han encontrado restos de objetos del Paleolítico, así como la aparición de yacimientos del Neolítico y el Calcolítico y no es hasta principios del siglo X que no aparecen los primeros documentos escritos, mientras que el siglo XIX trae un cambio significativo en la economía y en el territorio empieza a predominar la actividad ganadera. En la actualidad las explotaciones agropecuarias son una de las principales fuentes de ingresos de la provincia.

Unos de los atractivos más populares del municipio son sus cautivadoras y kilométricas playas y su enorme lengua de dunas que se extiende hasta la bahía y que permiten disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad de Santander. A medio camino entre los municipios de Somo y Loredo los visitantes descubrirán el Santuario de Latas, que data del siglo XVI y está considerado como uno de los símbolos más antiguos y relevantes de la región y que alberga la imagen de la Virgen de Latas. La Ermita de San Ibón, construida en 1580, constituye otro de los lugares de peregrinaje y del que aún se conservan varias dependencias. Asimismo, las localidades limítrofes como Loredo o Langre cuentan con un interesante patrimonio civil y religioso, además de muestras artísticas de recorrido obligado, destacando la casa de Cospedal o el monumento dedicado a Ismael Hoz.

Somo cuenta con la oportunidad de aprovechar la visita y participar de un sinfín de actividades entre unos estupendos parajes naturales donde disfrutar de un clima agradable y de la hospitalidad y tradición de un destino de recorrido obligado. La playa del pueblo, de dos kilómetros de longitud, resulta perfecta para la práctica del surf, un espacio que celebra eventos cada año y que cuenta con un tranquilo paseo marítimo donde compartir un relajado paseo. Junto a las playas de Loredo y el Puntal constituyen el arenal más grande de la comunidad autónoma. La gastronomía es otro de los puntos fuertes de la zona, con una variada y exquisita selección de mariscos, además de destacar por las suculentas parrilladas de pescados y por la alta calidad del vacuno, que da como resultado deliciosos postres caseros y artesanos.

Somo cuenta con un completo catálogo de alojamientos donde encontrar el descanso y ser protagonista de agradables momentos de bienestar. Para parejas y grupos, la villa ofrece espacios como campings y áreas de autocaravanas, además de disponer en el centro de la villa de hoteles, hostales, apartamentos y posadas que sirven como lugares acogedores y confortables adaptados a las necesidades de los huéspedes más exigentes y les permiten sentirse como en casa.

La localidad se encuentra perfectamente conectada con otros interesantes destinos de la región y ofrece un servicio de lanchas Somo-Pedreña-Santander perfecto para descubrir los principales referentes de la capital cántabra. Un servicio de autobuses Santander-Somo-Santoña funciona de lunes a sábado con una frecuencia de paso regular. Además, carreteras como la CA-141 y la CA-400 permiten comunicarse fácilmente con otros municipios próximos.

Somo cuenta con una superficie de 5,364 km² y celebra su fiestas patronales dedicadas a Nuestra Señora de Latas a principios del mes de septiembre. La localidad ofrece paisajes de ensueño y propone disfrutar de deportes al aire libre y de interesantes rutas gastronómicas que invitan a repetir.