cover

Centro de Toledo

Hoteles destacados

Centro de Toledo

Para sentir la historia de la Ciudad de las Tres Culturas es esencial alojarse en hoteles o apartamentos instalados en el mismo centro de Toledo. Algunos establecimientos funcionan en edificios de los siglos XVI y XVII, conservando muros de piedra y patios tradicionales, aunque con todas las comodidades modernas. En algunos casos los apartamentos y los hoteles del centro de Toledo se encargan de los traslados de sus huéspedes desde y hasta el aeropuerto. Las vistas al Tajo son otro atractivo de los hostales del lugar. La diversidad de alojamientos presenta casas de lujo, bellamente decoradas y pura tranquilidad para parejas, que también encontrarán hoteles con spa y ocio de primer nivel. Otra alternativa, realmente económica, es recomendable para grupos de amigos y peregrinos, quienes podrán optar por bonitas habitaciones con baño compartido. Quienes llegan en autobús encuentran muy cerca apartamentos y casas de huéspedes que están a un corto paseo del centro de Toledo. En ocasiones integran restaurante o preparan comidas para llevar. Varios hoteles y apartamentos del centro de Toledo ofrecen espacios ideales para familias e, incluso, reciben mascotas, para que nadie se quede sin disfrutar de esta ciudad.

Amalgama de culturas y religiones, en la ciudad se descubren desde testimonios neolíticos y romanos hasta árabes y judíos del medioevo. La Catedral Primada del centro de Toledo luce el gótico español del siglo XIII, bello de día y majestuoso, iluminado, por la noche. Es imperdible, además, el momento en que se ilumina el Alcázar, que puede verse desde tantos hoteles y apartamentos que funcionan en el centro de Toledo. En el barrio judío aparece, hermosa, la Sinagoga Santa María la Blanca, convertida a iglesia en 1405. El arte musulmán vive en mil rincones, pero sobrecoge en la Mezquita del Cristo de la Luz, que se sustenta sobre una calzada romana y está aledaña al zoológico. La buena noticia es que todos los apartamentos y los hoteles del centro de Toledo permiten un sencillo acceso a estas y otras tantas maravillas que aparecen entre calles empedradas, plazas, museos, puerta, murallas y en las orillas del Tajo, cargadas de leyendas.

↑