​El Barco de Ávila

​El Barco de Ávila ocupa una pequeña localidad de unos 2.400 habitantes ubicada en el valle del Tormes, al suroeste de Ávila y a pocos kilómetros de la frontera con las provincias de Salamanca y Cáceres. La ciudad tiene límite con las poblaciones de La Carrera, El Losar del Barco, San Lorenzo de Tormes y Navatejares y fue testigo de asentamientos romanos, ocupación árabe y presencia judía. Su atractivo patrimonio cultural y artístico unido a la oportunidad de llevar a cabo todo tipo de actividades en cualquier época del año y de degustar una suculenta gastronomía lo convierten en uno de los destinos más llamativos y populares de la comarca.

Qué ver en El Barco de Ávila

La localidad presenta un atractivo Conjunto Histórico Artístico de visita obligada repartido entre palacios y casonas nobles de diferentes épocas que conforman un interesante casco antiguo. Forman parte de su patrimonio construcciones religiosas como la Iglesia Parroquial, la Ermita del Santisimo Cristo del Caño, edificada en el siglo XIII y reconstruida en el siglo XVII, y la Ermita de San Pedro del Barco. Destacan también el Puente románico, ejemplo de arquitectura romana, la Casa de los balcones, la Casa de la Recaudación, la Casa del Reloj y la Casa de los Gasca, hogar de Pedro de la Gasca, miembro del Consejo Supremo de la Inquisición. El Castillo de Valdecorneja domina el valle y ha sido restaurado con el fin de llevar a cabo la celebración de distintos actos culturales en la localidad.

Qué hacer en El Barco de Ávila

La zona resulta un lugar perfecto para los amantes del senderismo, el montañismo y de los deportes de aventura, y cuenta con varias zonas de baño como Los Cotriles, la Presa de Cachagranos o el Puente Nuevo, entre otras. La comarca ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar de una exquisita gastronomía basada en los productos de la tierra, siendo el producto estrella las judías, además de poder degustar otras deliciosas especialidades de la región como el chuletón, además de otros Asados y guisos de carne y caza, legumbres y hortalizas. Lugares de interés como La Alberca y el Parque Nacional de Monfragüe son fácilmente accesibles por carretera.

Dónde dormir en ​El Barco de Ávila

El Barco de Ávila y sus alrededores cuentan con diferentes lugares para el descanso y la relajación. Encontrar un cómodo alojamiento, hotel u hostal, y disfrutar de las ventajas de la agradable hospitalidad local y unas acogedoras y funcionales instalaciones convertirán una escapada vacacional en una experiencia de confort irrepetible. La zona dispone de establecimientos como casas rurales y apartamentos turísticos pensados para permitir que sus huéspedes se sientan como en casa.

Transporte

El Barco de Ávila se ubica a pocos kilómetros de la[strong] [/strong]Sierra de Gredos y está comunicado desde sus provincias limítrofes a través de la A-66 Vía de la Plata, desde la CL-510 y la N-110 o por la A-5 y la A-6. Llevar a cabo la ruta en coche por la carretera autonómica C-500 permite ser protagonista de paisajes de gran belleza natural. Las ciudades de Plasencia y Salamanca se localizan a 82 y 92 kilómetros respectivamente.

Otros datos de interés

El Barco de Ávila cuenta con una superficie de 12,68 km2 y ofrece a sus visitantes diferentes eventos festivos a lo largo del año. Durante la fiesta del Apóstol Santiago tienen lugar entretenidas actividades, igual que en los festejos de San Pedro del Barco y del Santísimo Cristo del Caño, cuando el municipio se llena de música y bailes. Según la tradición popular, cuenta la leyenda que existía un enigmático túnel que cruzaba el Castillo bajo el río Tormes hasta llegar a la torre del Prado Cubo.