Urueña

La localidad de Urueña (Valladolid), con apenas 200 habitantes, se sitúa en lo alto de un cerro, escondido tras una muralla que se conserva íntegra, excepto un pequeño tramo al que siempre han llamado “el roto” (la razón es evidente). Todo el pueblo es silencio e historia. A los pies del cerro, la ermita de la Anunciada, la única muestra de gótico catalán en Castilla. La construcción fue el regalo de bodas de un noble catalán que casó con una doncella castellana allá por el siglo XII. Una auténtica rareza.