Caldes de Montbui

Un viaje a la provincia de Barcelona no debe limitarse en absoluto a descubrir los encantos de la Ciudad Condal. El interior de esta zona de Cataluña es rico en monumentos, espacios naturales y, por supuesto, historia. Todo ello puede comprobarse fácilmente en la localidad de Caldes de Montbui, un espacio situado a no más de 40 km de Barcelona que mantiene intacto el sabor rural de su entorno. Por si esto fuese poco, la localidad es conocida desde la antigüedad por sus aguas termales, algo que hizo que incluso el Imperio Romano la situase en el mapa como uno de los grandes destinos de balneario. Así, esta tranquila ciudad espera al viajero dispuesta a ofrecerle una experiencia llena de matices.

Qué ver en Caldes de Montbui

Caldes es un nombre que procede de cálida, algo que se debe al benigno clima de la zona y a las aguas termales que brotaban en muchos puntos de la localidad. Así, cualquier ruta que quiera descubrir los principales encantos de la zona debería empezar por el popular balneario de las Broquetas, un espacio en el que todavía se puede disfrutar de la calidez de las aguas locales. Para comprender el pasado histórico de la localidad, lo mejor es visitar las termas romanas que ya aprovechaban las mismas aguas que bañan el actual balneario. La fuente del Lleó, una construcción del siglo XVI, domina la plaza central del pueblo y se ha convertido en todo un símbolo para los habitantes de este pueblo, lo mismo que el edificio del ayuntamiento o el museo dedicado a Manolo Hugué, todas ellas visitas más que aconsejables.

Qué hacer en Caldes de Montbui

Si se elige este tranquilo pueblo para disfrutar de una escapada, uno de los mejores planes que encontrará el turista es visitar la gran ciudad de Barcelona. No queda a más de 40 km y tras este corto recorrido se podrá disfrutar de espacios como la Sagrada Familia, las Ramblas, el mercado de la Boquería y otros igualmente interesantes. Con todo, la naturaleza de los alrededores de Caldes de Montbui también garantiza un buen número de oportunidades para disfrutar del viaje. A menos de 5 km se encuentra el parque de Les Olors del Serrat y a menos de 10 km el monasterio de San Miguel del Fai situado en un entorno natural excepcional que permite realizar actividades como el senderismo.

Dónde dormir en Caldes de Montbui

El alojamiento en este pueblo de Barcelona es de muy alto nivel. Desde el hostal sencillo y económico hasta el hotel más lujoso enfocado al disfrute de las aguas termales de la zona, las oportunidades son muchas para quienes busquen un entorno llenos de opciones.

Transporte

La mejor forma de llegar hasta Caldes de Montbui es conduciendo. Lo normal es hacerlo desde Barcelona, ciudad que está separada por 45 km de carretera de este pueblo. Para completar el viaje de la forma más rápida, la opción perfecta es conducir por la C-59, un recorrido que tiene una duración estimada de 1 hora.

Otros datos de interés

La gastronomía es uno de los grandes atractivos de la estancia en esta zona del interior de Barcelona. En gran medida, los embutidos artesanos dan fama a la región, por lo que no hay que dejar de probar especialidades como la butifarra. El requesón y el queso fresco se siguen elaborando de forma artesanal siguiendo las recetas de la Edad Media. Del mismo modo, el anís de naranja y los carquiñoles son muy populares en todos los establecimientos de la localidad, por lo que hay que aprovechar la oportunidad de probarlos sin ninguna duda.