Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

Atención al cliente
Fotografía de Maite

o crea tu cuenta con

  • Recibe ofertas exclusivas
  • Acumula euros con tus reservas
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Blanes

_
Más de 5 habs.
Habitación 1:
Habitación 2:
Habitación 3:
Habitación 4:
Habitación 5:

Hoteles destacados

Blanes

Si se quiere combinar un entorno de playa y montaña, el lugar idóneo para encontrarlo es Blanes. Este municipio se encuentra en la parte sur de la Costa Brava, en la provincia de Girona. El “portal de la Costa Brava” se abre cada año para recibir a veraneantes que buscan un turismo de calidad, tranquilo y donde no les falte ningún servicio. El paisaje donde se encuentra Blanes mezcla a la perfección playas llanas de fácil acceso con acantilados y calas. El visitante puede elegir entre la playa del Treumal, rodeada de Pinya Rosa; la de Sant Francesc, ideal para familias; la de Santa Ana, detrás del Puerto; la de Blanes, en el centro de la localidad o S´Abanell, que se extiende hasta la desembocadura del río Tordera. Además, para quienes buscan más tranquilidad, la zona ofrece calas de aguas transparentes y calmadas como la Cala Sa Forcanera, donde se puede realizar una experiencia única de buceo. Blanes es un destino adecuado para ir con niños. A lo largo de su Paseo Marítimo, los más pequeños encontrarán varias áreas de juego, donde incluso hay un Club Infantil. Asimismo, un gran número de establecimientos de restauración y de alojamiento cuentan con la Certificación de Destino de Turismo Familiar. La gran mayoría de los hoteles y los apartamentos en Blanes disponen de animación infantil, servicio de niñeras en varios idiomas y piscinas adaptadas para menores. Por si fuera poco, en las cercanías existen parques de ocio y acuáticos. También hay cabida para turismo cultural. La localidad ofrece un patrimonio testigo del paso de los siglos que han convertido a un pequeño pueblo de pescadores, en una localidad donde despuntó la pequeña burguesía catalana para llegar a ser un polo de turismo. Se puede descansar del calor paseando por uno de sus dos jardines botánicos, el de Marimurta o el de Pinya de Rosa o hacer una excursión hasta las Islas Medas. Existen itinerarios diseñados por el ayuntamiento para conocer todos los estadios históricos de la villa y para hacer senderismo en los alrededores. Blanes está bien comunicada y se puede acceder a través de carretera, autocar o tren, ya que dispone de estación de ferrocarril. Está cerca del aeropuerto de Barcelona y del de Girona.