Camprodon

La polifacética Camprodon, en el municipio de Gerona, resulta irresistible tanto para el turista que busca unos días de relax e historia como para el que aspira a vacaciones de aventura en el Pirineo. Semejante versatilidad lleva a que los hoteles, los apartamentos y los distintos tipos de alojamiento de la zona, cuyo denominador común es la alta calidad, presenten un abanico de opciones que satisface todas las preferencias.Quienes llegan a Camprodon para llenarse de energía elegirán acogedores hoteles con decoración vintage, aunque con todas las ventajas del confort moderno, además de zonas ajardinadas, piscina y estupenda atención. También para este estilo de turista, o para deportistas apasionados por el Pirineo, este distrito de Gerona ofrece apartamentos de hasta 4 habitaciones, con decorados rústicos y espacios comunes para niños, equipados para brindar un cálido hospedaje tanto en invierno como en verano. A veces, en Camprodon, los hoteles son antiguas y espaciosas casas de campo familiares, situadas en medio de la naturaleza, o atractivos apartamentos integrados en el paisaje del Pirineo catalán.Gerona está llena de pueblos con encanto, entre los que sobresale Camprodon. Efectuar una reserva en sus hoteles o sus apartamentos implica acceder a lugares de Gerona de tremenda belleza, como la Torre del Coll, una montaña del Pirineo desde donde se contemplan unas vistas magníficas de todo el valle de Camprodon, o el sosegado paseo de Font Nova, con sus residencias de veraneo del siglo XIX. En Can Roig el visitante descubre un complejo arquitectónico soberbio, y en los restos del Monasterio benedictino de San Pedro un testimonio del origen de Camprodon.Estos entornos de Gerona, tan ligados a la imagen del Puente Nuevo y al excursionismo en el Pirineo, alientan a sortear los senderos de la ruta de Ribes y Camprodon, o a subir la adrenalina llegando a las Gargantas del Oix. Para matizar estas excursiones es posible jugar al golf, visitar ruinas románicas o degustar los exquisitos embutidos locales y las famosas galletas. Todo el año se organizan animadas fiestas y ferias, resultando de obligada asistencia el Festival de Música Isaac Albéniz, en el Monasterio.