Port del Comte, el dominio esquiable extenso del Pre-Pirineo

En la comarca de Solsones, el sur de la Sierra del Cadí. Aquí, a tan sólo 130 kilómetros de Barcelona, será donde el esquiador hallará un idílico paisaje en el que practicar su deporte favorito. Aquí, entre bosques de pino negro y abeto y sobre treinta y cuatro pistas –trazadas sobre 40 kilómetros de dominio esquiable-, el esquiador encontrará la estación de esquí de Port del Comte, una instalación tan poco transitada como llena de encanto.Con una red de pistas diseñadas con inteligencia, lo que garantiza unas muy buenas condiciones de nieve durante todo el día (al estar protegidas del viento y estar trazadas sobre la solana de la montaña) y un mínimo de dominio esquiable siempre disponible –si falla la meteorología siempre se podrá recurrir a los cañones de innivación-, la gran variedad de laderas, entre suaves pendientes y diversos toboganes, prácticamente aseguran la diversión.Recientemente mejorado y ampliado en sus instalaciones y pistas, una de las singularidades del lugar es, aparte de su belleza paisajística, está en contar con la cota de Estivella, desde donde se divisa toda la codillera pirenaica, con el macizo de Pedrafoca en primera línea.¿Y en cuanto a la variedad de pistas? Bueno, pues el esquiador que hasta allí se acerque podrá contar con siete verdes, once azules, trece rojas y cinco negras… pudiéndose llegar a todas ellas a través de los quince remontes disponibles. Además, si se es niño –o se va con niños- se podrá contar con un jardín de nieve, un espacio cerrado con una pista de pendiente muy suave en la que dar los primeros pasos sobre las tablas…o sufrir los primeros (y poco dolorosos) revolcones.Y cerrando con dos pros y un contra, la estación cuenta con una excelente oferta gastronómica en el entorno y una abundancia de parkings a pie de pista… y con el pero de ofrecer escasas alternativas para el esquiador amigo del fuera de pista. Pero, a pesar de ello… la estación de Port del Comte es una auténtica perita en dulce (poco conocida y saboreada) para los amantes del esquí.