Cunit

Cunit es un pueblo situado en la costa de Tarragona, perteneciente al Bajo Penedés, en el que es posible encontrar todo tipo de servicios y actividades para pasar unas vacaciones inolvidables. Con el mar Mediterráneo como reclamo principal, los turistas que vengan a explorar este rincón se sorprenderán al descubrir sus múltiples secretos y la gran cantidad de alternativas que harán que cada día se convierta en una aventura diferente.

La mayoría de hoteles y apartamentos se encuentran situados junto al litoral, el cual se divide en 7 playas separadas por espigones, todas ellas de una dorada arena rubia y de aguas tranquilas y turquesas. Estas calas cuentan con varios chiringuitos, así como rampas de acceso, vigilancia en los meses de verano, baños y duchas. Es especialmente en verano cuando la vida bulle en cada uno de sus rincones. En esta época se celebran también varios eventos deportivos junto a la costa, como el Torneo de Voley Playa Nocturno o el Acuatlón. La práctica de snorkel es otra de las actividades más recomendadas, dada la gran riqueza de los fondos marinos.

Pero aquí hay mucho más que sabor a mar. La montaña es parte de la cultura y de la historia de Cunit y en ella se puede pasar una agradable jornada practicando senderismo, así como descubriendo su flora y su fauna. Los bosques de Sant Antoni ocupan el 35% del territorio del municipio y han sido catalogados como semi-vírgenes. La frondosidad de los almendros y de la viña crean una estampa mágica que será difícil de olvidar.

La cultura y la gastronomía son los otros aspectos que completan unas vacaciones perfectas. Una ruta a pie por el casco urbano del pueblo será la mejor forma de conocer antiguas edificaciones que datan de la Edad Media, como es el caso de la iglesia románica de San Cristobal. Para finalizar el día, nada mejor que degustar algunos de los platos típicos de esta zona del mediterráneo, como los calçots o la cazuela de romesco.

Se puede descubrir un territorio único con hoteles y apartamentos que se adaptan a todas las economías, así como una cultura, una historia y una oferta de ocio que garantizan unas vacaciones inmejorables.