El Campello (Alicante)

El municipio de la Costa Blanca alicantina de El Campello se encuentra situado en una posición privilegiada que le permite mantener el encanto de los lugares turísticos tranquilos, estando a la vez muy próximo de las ciudades de Alicante y Benidorm. En este pueblo de origen pescador, los hoteles y apartamentos que se ubican en el casco urbano han sabido respetar la arquitectura tradicional de la zona. Por ello, es habitual encontrar pequeños hoteles de trato familiar a escasos metros de la playa y una amplia oferta de apartamentos, algunos de ellos ubicados en lugares privilegiados, atalayas perfectas de la Costa Blanca.En las proximidades de la propia localidad de El Campello y siguiendo la línea de la Costa Blanca se encuentran también grandes hoteles, con todo tipo de instalaciones en su interior, y zonas de apartamentos, habitualmente con zonas comunes de piscina y juegos para niños. Los alojamientos se adaptan así a los diferentes gustos y ofrecen posibilidades para los que viajan en familia, para los que buscan diversión y para los que deseen practicar deportes acuáticos.La historia ha dejado su huella en El Campello donde se pueden encontrar algunos interesantes vestigios históricos entre los que, sin duda, se puede destacar el yacimiento arqueológico de la Isleta, donde se han encontrado evidencias de asentamientos humanos procedentes del tercer milenio a. C. Otro símbolo de El Campello es la torre de vigilancia desde la que se puede contemplar toda la extensión de la Costa Blanca y que tuvo uso militar.Los que se alojan en alguno de los hoteles o apartamentos de esta localidad alicantina tienen, por tanto, a su alcance un rico patrimonio histórico que se ha sabido integrar perfectamente con la infraestructura turística que ofrece restaurantes de calidad, numerosos bares y un ocio nocturno muy variado que, además, se puede complementar con el que ofrecen las grandes ciudades que se encuentran en las proximidades. Los turistas que eligen esta zona de la Costa Blanca tienen a su disposición el privilegio de disfrutar de una zona poco masificada, con extensas playas de arenas doradas y un bonito paseo marítimo.