​La Marina

​La Marina es un pequeño y apacible núcleo de población situado al sur de la ciudad alicantina de Elche, municipio al que pertenece y desde donde se accede fácilmente por carretera, tanto para disfrutar de su magnífica zona de playa como para conectar de manera cómoda hasta otros interesantes destinos de la provincia. El núcleo surgió y se desarrolló a ambos lados de la carretera que une Alicante y Cartagena, mientras que el auge del turismo ha contribuido al crecimiento en los últimos años a una pedanía dedicada hasta mediados del siglo pasado a la agricultura, dotando al lugar de prácticos servicios e instalaciones tanto deportivas como sociales y culturales para beneficio de sus casi 2.500 habitantes.

La Marina invita a descubrir un apacible entorno de agradable clima durante todo el año a poca distancia de un completo catálogo de espacios naturales y de atractivo patrimonio para visitar. La pedanía alberga la Iglesia de San Francisco de Asís, del siglo XIX, mientras que la ciudad de Elche, a solo 18 kilómetros, ofrece un llamativo conjunto monumental donde recorrer símbolos histórico-culturales como la Basílica de Santa María, claro ejemplo del barroco y edificada sobre la antigua mezquita de época musulmana; las torres de la Calahorra y del Consell o el Palacio de Altamira, construido en siglo XV por el primer señor de la ciudad, Gutierre de Cárdenas.

Uno de los principales atractivos turísticos de La Marina es su agradable playa, de unos 1.500 metros de longitud y que ofrece todo tipo de servicios, propone relajarse al sol y participar de interesantes deportes de agua desde su estación náutica. A escasa distancia al norte se localiza la playa del Pinet, de ambiente tradicional y rodeada de una sugerente oferta de espacios de restauración donde degustar la auténtica gastronomía tradicional de la zona, preparada gracias a productos de gran calidad que dan como resultado especialidades tan populares como el arroz con costra, el arroz con conejo y el puchero con pelotas. La Sierra del Molar y las tierras de marjales y humedales de los alrededores, en buena parte carentes de urbanizaciones, conforman un escenario natural idóneo para compartir actividades como el senderismo y descubrir una tranquila pinada considerada la única zona verde del municipio.

Tanto el centro del municipio como la zona costera de La Marina disponen de cómodos alojamientos turísticos perfectos para disfrutar del descanso y ser protagonistas de acogedores momentos de relajación en familia. La pedanía cuenta con un camping internacional y una variada selección de hoteles, apartamentos, hostales y villas, además de atractivos complejos dotados de unas modernas instalaciones, exquisito trato y hospitalidad y de todas las facilidades para llegar a sentirse como en casa.

La Marina ofrece una práctica conexión por carretera a través de la N-332, que une ciudades próximas como Alicante y Cartagena, y que enlazan también con la AP-7 en ambas localidades y permiten, asimismo, la comunicación con lugares como Valencia y Almería. Torrevieja y Murcia se localizan a 20 y 66 kilómetros de distancia respectivamente, mientras que las estaciones de autobús y tren ubicadas en Elche aseguran un cómodo acceso hasta otros destinos de la geografía española.

La actividad turística constituye la principal fuente de ingresos de la pedanía, la más grande en extensión del término municipal, 22,9 km², frente a otros destinos próximos como San Fulgencio, Guardamar del Segura, Dolores y Santa Pola. Las festividades en honor a San Francisco de Asís y La Virgen del Rosario tienen lugar en La Marina durante los meses de septiembre y octubre, destacando en ellas numerosos eventos como procesiones y diferentes actos con fuegos artificiales.