Los Apartamentos Euromar III están a 150 metros de la playa de Peñíscola y a unos 3,5 km del centro de la localidad. Cuentan con terraza privada amueblada y aparcamiento privado gratuito. Los apartamentos presentan una decoración sencilla y disponen de salón con sofá cama y cocina equipada con horno, microondas y lavadora. También tienen utensilios de planchado. En las inmediaciones hay varios supermercados y restaurantes. El centro de Peñíscola alberga muchos locales de restauración. Los Apartamentos Euromar III están a 10 minutos en coche del puerto y el castillo de Peñíscola. La localidad se encuentra a unos 70 minutos en coche del aeropuerto de Reus y a 1 hora y media en coche de Valencia.Informa a Apartamentos Euromar III con antelación de tu hora prevista de llegada. Para ello, puedes utilizar el apartado de peticiones especiales al hacer la reserva o ponerte en contacto directamente con el alojamiento. Los datos de contacto aparecen en la confirmación de la reserva. Se pedirá un depósito por daños de EUR 150 a la llegada. Se efectuará en efectivo. Se te devolverá al hacer el check-out. El depósito se devolverá por completo en efectivo una vez revisado el alojamiento. La entrega de llaves se lleva a cabo en las oficinas de Habitat Costa, la empresa que administra los apartamentos. El horario de apertura es el siguiente: Recogida de llaves: 17:00-20:00. Devolución de llaves: a las 10:00 (en recepción o caja fuerte). Dirección de la oficina: plaza Constitución, edificio Forner, local A. El alquiler de la TV, las toallas y la ropa de cama es opcional. Al final de su estancia, deje la ropa de cama y las toallas usadas en el apartamento. El apartamento debe limpiarse antes de salir y dejarse en el estado en que se encontró a la llegada. Por un depósito podrá disponer de planchas y batidoras eléctricas. En caso de salida anticipada, no se efectuará ningún reembolso. Las zonas comunes disponibles varían según las fechas de apertura. Al llegar deberá abonar un depósito fijo de 150 EUR. Este importe se le devolverá al final de la estancia, una vez comprobado el estado del alojamiento.