Accede o crea tu cuenta

Facebook

Google

Email

¿Has olvidado tu email o localizador?

¿Necesitas ayuda?

365 días/24 horas para incidencias sobre reservas

Atención al cliente
o crea tu cuenta con
  • Recibe ofertas, inspiración y novedades de Centraldereservas.com
  • Acumula dinero con tus reservas
  • ¡Invita a tus amigos y os lleváis 10 euros cada uno!
  • Accede a tus facturas
  • Reserva mucho más rápido
  • Guarda tus destinos favoritos

Hoteles en Miramar

Miramar

Miramar es un destino tranquilo. En pleno litoral valenciano se presenta como una opción ideal para aquellos que quieran descansar tumbados al sol sobre la arena fina de la costa mediterránea. Su principal atractivo es una playa que cuenta con 1.300 metros de longitud y 50 metros de ancho, que suele disfrutar de una ocupación media. El número de establecimientos hoteleros es pequeño, por lo que es un destino en el que la calma está asegurada.

La gran calidad de las aguas y del entorno, así como los servicios de los que dispone han provocado que la playa de Miramar cuente con Bandera Azul, un reconocimiento que renueva casi cada año. Igualmente esta playa dispone de unos servicios que la convierten en un destino muy especial. Se trata de la eliminación de barreras arquitectónicas, ofreciendo a sus bañistas con problemas de movilidad un gran número de atenciones. En la zona central de la playa, junto a la Oficina de Turismo, se localiza el Punto Accesible desde el que se puede acceder al agua con una silla de ruedas anfibia y muletas acuáticas con la ayuda de personal municipal profesional. En verano este punto de acceso está abierto de 10:00 a 14:00 todos los días de la semana. Además, alrededor de la playa, existen más espacios como plazas de aparcamiento reservadas a minusválidos, rampas, zonas con sombra y pasarelas especiales.

Para conocer mejor el lugar hay que recorrer el Paseo Marítimo, desde el que se puede ver el Mediterráneo, con el puerto de Gandía y el faro de Cullera al norte, las montañas de la comarca de La Safor al oeste y al sur el Montgó. En el paseo se pueden encontrar un gran número de restaurantes y bares donde se puede probar la rica gastronomía local en la que destacan los pescados y los arroces, como la típica paella, el arròs caldós y el arròs al forn. Aunque si hay un plato típico, ese es la bossa de pol, un guiso de pulpo también con arroz, patatas, judías y cardo, una delicia para los paladares más exigentes. Igualmente hay dulces como el postre la Cova Borratxa. En las calles aledañas al Paseo Marítimo, Miramar disfruta de heladerías y bares donde tomar algo relajadamente cuando el sol desaparece.

Si se quieren unas vacaciones activas, se puede optar por pasear por el Sendero de la Acequia Madre, una ruta circular que parte de la Oficina de Turismo de Miramar y que tiene una longitud de 3.000 metros a través de los cuales se descubre tanto el paisaje de huerta que rodea la localidad como la fauna y la flora típica del lugar. Sin embargo, si lo que se busca es fiesta, el mejor momento del año para visitar Miramar es durante la tradicional celebración de Moros y Cristianos, que tiene lugar a principios del mes de agosto.

A escasos 2 kilómetros la tranquilidad se convierte en una vida muy animada en Gandía, donde las opciones de ocio, sobre todo nocturno, se incrementan notablemente. Asimismo, en la localidad vecina hay mucho por descubrir como el Palacio Ducal de Gandía, unido a la historia de la familia de Los Borgia o la Colegiata de Santa María Gandía, un templo, en pleno centro, cuyo estilo arquitectónico es gótico valenciano.  

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. Más información

Cerrar
↑