Almendralejo

Almendralejo, situada en el corazón de Extremadura, es un espacio para los sentidos, un lugar en el que los sabores, las vistas y la historia se dan la mano de una forma muy especial. El viajero encontrará aquí todo lo que cualquier viaje debe tener. Una oferta de ocio tan variada como interesante, monumentos con milenios de antigüedad y tradiciones de las que merece la pena disfrutar sin ninguna duda. Además, la capital de Tierra de Barros es ideal para familias, parejas que buscan un destino tranquilo y romántico o para los amantes del turismo activo en la naturaleza, algo que explica que sea hoy una de las ciudades de moda entre los viajeros más experimentados.

Qué ver en Almendralejo

La ciudad no ha perdido en absoluto el carácter tranquilo y sosegado de algunos de los pueblos que la rodean. Ello no quita para que hoy sea una ciudad llena de vida y de actividades culturales, aunque su patrimonio, especialmente el religioso, es el que debe estar incluido en cualquier visita por la zona. Un buen ejemplo de la riqueza que se oculta en las calles de esta localidad extremeña es la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Purificación. Construida a finales del siglo XV, el visitante encontrará elementos de estilos como el herreriano o el plateresco para una visita capaz de dejar con la boca abierta a cualquiera. Lo mismo sucede con la iglesia de San Roque, una de las más populares entre todos los habitantes de la zona. Por supuesto, conventos como el de Nuestra Señora del Amparo deben formar parte de la ruta por la ciudad pacense, ya que tienen ese encanto que atrapará la imaginación de cualquier visitante.

Qué hacer en Almendralejo

Caminar por las calles históricas del centro pasando por lugares como el palacio de Monsalud o la plaza del Mercado es esencial para tomar el pulso a esta ciudad. Sin embargo, es la naturaleza la que gana enteros a la hora de crear planes diferentes y divertidos con los que poder aprovechar al máximo la estancia aquí. Los alrededores de la ciudad están repletos de dehesas y de olivares que se extienden hasta donde alcanza la mirada, por lo que es buena idea incluir alguna ruta en la que se puedan conocer estos parajes. No muy lejos del centro de la localidad, a unos 40 km, se encuentra la Sierra Grande de Hornachos, espacio que cualquiera puede explorar caminando o en bici para quedar atrapado por su belleza.

Dónde dormir en Almendralejo

Entre los muchos barrios que forman esta ciudad de la provincia de Badajoz, el distrito Centro es el que cuenta con una oferta de alojamiento más rica. Desde casas solariegas convertidas en ese tipo de hostal rústico que tan interesante resulta hasta habitaciones de hotel de alto nivel se dan cita aquí para asegurar el confort de los viajeros.

Cómo llegar

La localidad se encuentra en una encrucijada de caminos que facilita mucho llegar hasta ella o partir hacia otros lugares de interés. El aeropuerto más cercano es el de Badajoz, una instalación situada a 40 minutos por carretera tomando la EX-300. Sevilla, por ejemplo, tampoco queda lejos al encontrarse a 160 km aproximadamente por la A-66.

Otros datos de interés

Los vinos deben ser protagonistas de los momentos que se pasen en la mesa en esta ciudad, ya que este es el centro de la denominación de origen Ribera del Guadiana. También hay excelentes cavas, caldos que combinarán a la perfección con embutidos como el morcón o con delicias como la sopa de antruejo. Las aceitunas aliñadas de mil formas son típicas de la ciudad y sirven para un aperitivo tan interesante como cualquiera de los monumentos locales.