Monesterio

En el territorio situado en el centro de la provincia de Badajoz, conocido como comarca de Tentudía, se localiza Monesterio, uno de esos pueblos extremeños que pasan desapercibidos hasta que se visitan. Su ubicación en las inmediaciones de la Sierra Morena, que marca frontera entre Andalucía y Extremadura, y su dominio sobre el Puerto de las Marismas, le confieren un carácter aún más especial.

Qué ver en Monesterio

El Monasterio de Tentudía, que se localiza en el punto más elevado de la provincia de Badajoz, fue erigido en el siglo XIII como tributo a la victoria bélica que lograron los cristianos, por intercesión de la Virgen, frente a los andalusíes. Es un conjunto mudéjar dotado con una iglesia de una única nave, claustro de ladrillo y vistas maravillosas.

Pasear por las apacibles calles de este municipio es, asimismo, una experiencia placentera y relajante. En ellas se encuentra la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, una construcción renacentista levantada en el siglo XVIII y reconstruida en 1940. La localidad se encuentra salpicada de cruces, al tiempo que incorpora enclaves de interés turístico como el castillo de Las Torres.

Qué hacer en Monesterio

Realizar la ruta de las ermitas es un pasatiempo sumamente recomendable en este municipio. Entre ellas figuran la de los Santos Mártires y San Ildefonso, la de la Virgen de Gracia y la de San Nicolás y Santa Lucía. Además, existen otras ya desaparecidas, como Santa Brígida, San Blas y la Candelaria.

Con todo, el principal aliciente turístico de esta población es el Museo del Jamón, que rinde tributo al jamón ibérico de bellota, el auténtico producto estrella de esa capital. Visitarlo permite realizar un recorrido altamente ilustrativo sobre las características de la dehesa, la raza del cerdo ibérico que la puebla, la matanza (tradicional e industrial), los múltiples usos de este animal y, por supuesto, el excelso sabor de tan delicioso manjar.

Dónde dormir

La oferta de alojamiento en Monesterio es sumamente variopinta y, en todo caso, satisfactoria y agradable. Así, existe la posibilidad de alojarse en un hostal céntrico, accesible y muy bien dotado, o decantarse por alguno de los albergues disponibles. Asimismo, la existencia de diferentes cámping se completa con ese hotel con encanto que a todo el mundo gusta, al tiempo que también existe la posibilidad de reservar un cortijo extremeño, en el que sus huéspedes se sienten plenamente integrados con la vida tradicional de esta tierra.

Transporte

Desplazarse por carretera desde la capital de la provincia, Badajoz, hasta Monesterio, es la manera habitual de viajar llegar a él. El recorrido tarda algo menos de dos horas, y se realiza hasta Zafra por la carretera 432. Poco después de dejar atrás esta importante ciudad, se gira a la derecha hacia la 803, que conduce directamente a esta bonita población. En total, alrededor de 120 kilómetros de trayecto por la región extremeña en dirección al sur.

Otros datos de interés

Puestos a marcar una fecha en el calendario para visitar este municipio, a primeros de septiembre se celebra el Día del Jamón, una Fiesta de Interés Turístico de Extremadura que, sin duda, deja un sabor de boca incomparable.

Este municipio forma parte de uno de los recorridos antiguos más importantes que existen en nuestro país: la Vía de la Plata. Por ello, se encuentra rodeado de parajes espléndidos, llenos de historia, tradición, leyendas, belleza y naturaleza, entre encinas y alcornoques con más de cien años de existencia. Sin duda, Monesterio es un destino turístico que invita a la desconexión, la relajación y la regeneración personal, en un entorno idílico y con el incomparable jamón como aperitivo cotidiano.