​Valencia de Alcántara

​Valencia de Alcántara es un municipio extremeño, de la provincia de Cáceres, que cuenta con más de 5500 habitantes. Limita con Badajoz y con Portugal, país al que perteneció en alguna época de su historia. Sus temperaturas son suaves en invierno (12,2 ºC) y calurosas en verano (unos 24 ºC de media).

Qué ver en Valencia de Alcántara

Esta villa histórica y preciosa se encuentra ubicada entre tres formaciones rocosas, dentro del conocido como parque natural Tajo Internacional. La población destila historia y patrimonio, especialmente en el bonito barrio judío-gótico, en donde se localizan sinagogas, casas con solera y palacios. La iglesia de Nuestra Señora de Rocamador, de estilo románico y decorada con un retablo barroco de Churriguera, el convento de Santa Clara y la iglesia de la Encarnación son, asimismo, visitas obligadas.

Por otra parte, la plaza de Gregorio Bravo, embellecida por una bonita fuente de mármol decimonónica, y la plaza Mayor, cuyo suelo empedrado evoca el estilo luso, completan el itinerario contemplativo en esta población cacereña.

Qué hacer en Valencia de Alcántara

Los dólmenes de esta localidad constituyen un atractivo funerario de interés mundial y gran carácter histórico. Se trata de uno de los complejos megalíticos mayores de Europa, pues reúne 41 dólmenes neolíticos. Declarado Bien de Interés Cultural en 1992, dentro de la categoría de Zona Arqueológica, plantea enigmas sobre el origen de la humanidad y hace pensar en la grandeza de la prehistoria.

Además, la plaza de toros de esta localidad es, en sí misma, una obra de arte. Estructurada en dos plantas y con capacidad para 3500 espectadores, fue construida en 1884 y conserva los corrales para el ganado de lidia, la enfermería, la capilla y las cuadras, entre otros espacios, de tiempos pasados.

Dónde dormir

No resulta complicado encontrar un alojamiento en Valencia de Alcántara al gusto de cada visitante. Los establecimientos típicamente rurales abundan en esta población, entre ellos posadas con encanto, casas rurales de atmósfera hogareña e incluso hospederías conventuales plenamente actualizadas. Cuando lo que se busca es un hostal familiar, un hotel moderno o, incluso, un hotel-boutique, la localidad también cuenta entre sus opciones con este tipo de establecimientos vacacionales.

Transporte

El entorno de esta localidad está atravesado por la carretera N-521, que conecta Trujillo con Portugal, pasando por Cáceres. También la EX-100, que recorre San Vicente de Alcántara y Alburquerque, y la N-521 permiten llegar hasta Valencia de Alcántara.

Asimismo, existe una estación de autobuses con un buen número de recorridos disponibles desde diferentes poblaciones extremeñas, por ejemplo Cáceres, desde donde se llega en una media hora y cuyos billetes cuestan alrededor de 9 euros. Además, existe un servicio regional de tren que la conecta con Cáceres y continúa hasta Madrid.

Otros datos de interés

El entorno de Valencia de Alcántara incluye impactantes colonias de buitre negro y algunas águilas imperiales ibéricas. Los riscos de Puerto Roque, en el entorno de la sierra de San Mamede, ofrecen relieves serranos espectaculares y campos bellísimos, especialmente en la estación de la primavera.

La gastronomía es otro de los encantos más llamativos de este municipio. Platos como las migas, el gazpacho, la frite, las papas temblonas, la chanfaina, la manteca de cerco, el cocido o los bollos de Pascua son algunas de las deliciosas razones que desfilan por las mesas tradicionales de esta población.

En cuanto a las fiestas y celebraciones, los meses de mayo (Festividad de los Mayos, Día de la Cruz de Mayo y romería de San Isidro Labrador), julio (festival de música RutaRock), agosto (Jornadas Medievales Boda Regia y Feria de San Bartolomé) y septiembre (romería de la Virgen de los Remedios) son las más destacables.