Burela

En la provincia gallega de Lugo se localiza el municipio de Burela, exactamente en la comarca de La Mariña. La localidad cuenta con más de 9.000 habitantes y es una bonita ciudad costera ubicada junto al mar Cantábrico, cuyo puerto pesquero es muy importante ya que dispone de una notable flota de barcos. Las localidades limítrofes son Foz y Cervo y las playas más relevantes del municipio son El Cabaliño, El Portelo, La Marosa y El Cantillo. Felipe II incorporó la ciudad a la Corona Real en el siglo XVI y en el siglo XVII perteneció al reino de Galicia, concretamente a la provincia de Mondoñedo, convirtiéndose en un interesante punto relacionado con la agricultura, los telares y la pesca. Actualmente, se desarrollan actividades relacionadas con la industria conservera, cerámica y maderera.

La localidad de Burela ofrece a sus visitantes diversos lugares de interés turístico como el área geológica de O Perdouro, ubicada frente al puerto. Cerca del paseo marítimo que conecta las playas de Portelo y de Ril se sitúa un asentamiento prerromano conocido como Chau Castro. En el puerto se emplaza el Barco Museo Reina do Carme y en el Barrio del Cantiño se encuentra una zona residencial con una área de ocio provista de barbacoas y parques de recreo familiar. Para disfrutar de unas increíbles vistas los turistas pueden subir al Monte Castelo, que alberga una ermita, un mirador y un campo de tiro. La Iglesia de Vila do Medio cuenta en su interior con varias pinturas murales de la Edad Media.

En el centro de Burela los viajeros que vayan acompañados de sus familias tienen a su disposición el Parque Rosalía de Castro, un interesante lugar con actividades para personas mayores y niños. Asimismo, la localidad dispone de una Casa de Cultura que alberga una biblioteca, un salón de conferencias y una sala de exposiciones. Las playas de la ciudad más conocidas son la de Ril, el Portelo, la Marosa, el Cabaliño, el Cantiño y el Penoural, algunas de ellas con una gran extensión de arena. La gastronomía del municipio destaca por los productos del mar como la langosta, el atún, el rape o la lubina, entre otros. Los visitantes pueden aprovechar y descubrir otras localidades cercanas como Foz y Cervo, llevando a cabo excursiones por lugares como el Paseo de los Enamorados y el Faro de San Cibrao.

En Burela se puede encontrar desde un hotel moderno con spa y restaurante hasta apartamentos turísticos equipados con cocina y otros útiles servicios ideales para disfrutar de una estancia en familia o en compañía de amigos. En el centro de la localidad también se emplaza otro tipo de alojamiento, tipo hostal o pensión, ideal para iniciar atractivas rutas turísticas por todos los rincones del municipio.

La carretera principal que transcurre por la localidad de Burela es la N-642 o también llamada "Carretera de la Mariña". En el centro de la ciudad se sitúa una estación de ferrocarril que conecta con municipios como Oviedo, Ribadeo o Ferrol. La estación de autobuses interurbanos se encuentra junto a la de trenes y cuenta con conexiones diarias a Coruña y Santiago. La parada de taxi se ubica en la Plaza do Mariñeiro. En automóvil se puede llegar a la Coruña en aproximadamente una hora y media.

El clima de la localidad de Burela es templado con temperaturas agradables en los meses de verano y primavera. El municipio celebra a lo largo de todo el año numerosos eventos entre los que destacan el Mercado Semanal, las Fiestas de la Virgen del Carmen, la Fiesta Castrexa y la Romería del Monte Castelo.