Combarro

Combarro es un pueblo marinero del concejo de Poio, localizado muy cerca de Pontevedra, a 6 kilómetros y de Sanxexo, a 9 kilómetros, en la comunidad autónoma de Galicia. Este destino con personalidad encarna las vacaciones en la costa gallega, en un paisaje típico de la zona que se combina con un pueblo de tradiciones y arraigado a su historia. A ello hay que sumar sus alrededores llenos de playas, que invitan a que los vecinos y los viajeros se despojen tanto de la ropa habitual como de las preocupaciones del día a día para darse un baño y aprovechar las horas del sol.

Combarro es un pueblo de horrios y casas marineras. De sabores del mar y la tierra. Un pueblo de la ría de Pontevedra, que ha sabido mantener en el tiempo el encanto de su casco que refleja su historia en los siglos XVIIIy XIX. El ritmo pausado de sus habitantes es el que se debe tomar cuando se comienza el paseo por su casco antiguo para disfrutar de la arquitectura tradicional gallega. Cuenta con dos calles principales: la Rúa y la calle de San Roque, donde tendréis que levantar la vista para descubrir las casas típicas de pescadores con soportales con columnas. La más significativa es la casa de A Xurunda, un ejemplo perfecto de este tipo de construcciones. Además, hay que conocer los 8 cruceiros repartidos por el pueblo en calles, plazas e iglesias.

Tras las casas están los corrales y allí, otro símbolo de Combarro: los hórreos. Hay más de 30 de estos almacenes de grano y secadores de pescado. Algunos os sorprenderán en la costa, otros más escondidos. La mejor zona para verlos es la Playa de Pinela, donde hay más paseantes que bañistas, aunque es apta para el baño. Hay que ir cuando hay marea baja para poder ver los hórreos desde el mar y fotografiarlos como merecen. Para ir una playa más adaptada al baño se puede ir hasta la cercana Playa de Chancelas, una playa en forma de media concha, resguardada de los vientos y con aguas tranquilas para bañarse con seguridad. Además desde su arena se observar la isla de Tambo, con los vestigios de su fortaleza. También próximas, en el concejo de Poio, están la playa de Lourido, con su arena fina y blanca, y aguas tranquilas y la playa de de Laño.

En los alrededores no hay que perderse la ciudad de Pontevedra con todo su patrimonio histórico y cultural, así como el Monasterio de San Xoán de Poio, en el que destaca su biblioteca con más de 100.000 ejemplares, entre los que se encuentran algunos de los más pequeños del mundo. Asimismo, hay que resaltar que una buena fecha para visitar este pueblo es la tercera semana de agosto cuando se celebra la Festa do mar, una festividad que honra al mar y en la que se puede disfrutar un auténtico festival de la gastronomía, además de muestras de embarcaciones tradicionales, actividades lúdicas para todos los públicos y mercados marineros.