Mallorca

​Que las Islas Baleares esconden una buena cantidad de tesoros ocultos en forma de rincones naturales, bellas playas casi desiertas y lugares en el que el ocio y la diversión es lo único que importa, es algo que saben los viajeros más experimentados. Para cualquiera que todavía no haya visitado el archipiélago balear, la isla de Mallorca es el lugar perfecto por el que empezar. Desde las calles cargadas de monumentos de la ciudad de Palma al Cabo de Formentor o a las imponentes Cuevas del Drach, lo cierto es que es imposible resistirse a un lugar del que no se querrá volver.

Qué ver en Mallorca

Una buena visita a esta isla pude comenzar por la misma ciudad de Palma de Mallorca, un lugar que resulta tremendamente interesante por haber concentrado buena parte del patrimonio monumental de la zona. La primera visita debe dedicarse de forma exclusiva a la catedral de Santa María. Su belleza arquitectónica es muy alta, pero aumenta al estar junto al mar, y es que esta es una de las catedrales que se encuentran más cerca del agua de todas las que hay repartidas por el mundo. De ahí se debe pasar sin duda alguna al castillo de Bellver. Por otro lado, no se puede dejar de recomendar una visita a la localidad de Alcudia en el norte de la isla. Cuenta con muy buenas playas y con edificaciones medievales de gran interés. Las cuevas del Drach son un monumento natural que tampoco hay que olvidar.

Qué hacer en Mallorca

Hay muchas actividades que pueden servir para sacar todo el partido a la estancia en la zona, especialmente aquellas que se realizan al aire libre. Así, acudir al cabo de Formentor es indispensable. Hay senderos para caminar o para ir en bicicleta que pueden descubrir algunas de las panorámicas naturales más impresionantes de todas las Baleares. Pero, por supuesto, ir a la playa es parte esencial de este viaje. Por poner varios ejemplos, cala Agulla, Portals Vells, cala Santanyi o Estellencs son lugares que ningún visitante debe dejar de lado para descubrir los motivos que hacen que esta isla sea única.

Dónde dormir en Mallorca

Hoteles en Mallorca hay para todos los gustos y necesidades. La isla lleva décadas siendo un centro de turismo a nivel internacional, por lo que la oferta de alojamiento con la que cuenta en la actualidad es una de las mejores del mundo, ofreciendo todo tipo de complejos hoteleros y resorts de todas las categorías. Desde casas de campo privadas o apartamentos a habitaciones de hotel o de hostal a pie de playa, son muchas las posibilidades con las que el viajero contará para encontrar su alojamiento ideal.

Cómo llegar

El aeropuerto Palma es la principal puerta de entrada de esta isla. Claro que también hay ferris disponibles desde ciudades como Valencia o Barcelona, aunque esta opción es más lenta que la de coger un vuelo. Para moverte por le interior de la isla, lo mejor es alquilar un coche, aunque hay autobuses que unen las principales problaciones locales.

Otros datos de interés

Ir a Mallorca y no aprovechar su peculiar gastronomía es no haber disfrutado al completo de la experiencia que ofrece esta isla. El frito mallorquín, por ejemplo, es una de las especialidades que hay que buscar. Se compone de una fritura de hígado con patatas y pimientos y puede venir acompañada de sangre o asaduras. Sopas como el tumbet o la sobrasada más tradicional son otros ejemplos de cómo la cocina de la isla puede ser la compañera perfecta de todos los viajeros que decidan detenerse en este rincón de las Baleares.