​Cala Mesquida

​Cala Mesquida es un apacible lugar turístico ubicado al noroeste de la isla de Mallorca, siendo el pueblo más cercano el de Capdepera, situado a menos de diez kilómetros de distancia. La zona ofrece a sus visitantes una playa de más de 300 metros de longitud, con una arena blanca y fina y una curiosa forma de bahía que la convierte en un paisaje espectacular. Esta cala, junto con Cala Moltó y Cala Agulla, fue declarada a principios de los años 90 área natural de especial interés por el Parlamento de las Islas Baleares. Este paradisíaco arenal se ubica entre roquedales, dunas de arena y bosques de pinos en los que conviven varias especies de aves. El área es muy popular entre turistas europeos así como también entre familias que deseen hospedarse en un espacio tranquilo cerca del mar.

Los viajeros disfrutarán en Cala Mesquida de un impresionante paraje natural con arena blanca y aguas turquesas. Se trata de uno de los rincones más pintorescos de la isla de Mallorca, un entorno natural singular que combina dunas, rocas y pinos. El lugar cuenta en su parte derecha con una antigua torre de vigilancia conocida como la Torre de Son Jaume II. Asimismo, los amantes de los espacios naturales podrán descubrir el sistema dunar, una impresionante zona virgen sin edificar y que alberga varias colonias de gaviotas. En el área izquierda de la bahía se sitúa la zona residencial, donde se emplazan los hoteles, apartamentos turísticos y servicios de interés como restaurantes y cafeterías. A escasa distancia por carretera, en la localidad de Artà, los visitantes descubrirán el Santuario de San Salvador, una iglesia que data del siglo XIV y que fue renovada en el siglo XIX.

Cala Mesquida es un punto de partida ideal para llevar a cabo todo tipo de excursiones relacionadas con el buceo o el snorkel. No obstante, en determinadas épocas del año en la playa se alzan grandes olas que son perfectas para la práctica del surf. La zona dispone de hamacas, sombrillas y camas balinesas donde disfrutar de un inolvidable día de sol y playa. Del mismo modo, el lugar cuenta con prácticos servicios como farmacia, bar y un restaurante que sirve variada comida internacional. El pueblo de Capdepera, a menos de diez kilómetros de distancia, dispone de uno de los mejores campos de golf de la isla. Tanto en esta localidad como en Artá los turistas encontrarán una sugerente selección de cafeterías y restaurantes especializados en cocina tradicional y en deliciosos platos internacionales.

Alrededor de Cala Mesquida se emplazan varios alojamientos que cuentan con las mejores comodidades para disfrutar al máximo de las vacaciones. Los complejos son hoteles y apartamentos familiares, algunos de ellos con piscina, que disponen de todos los servicios y que ofrecen un fácil acceso a la playa. Cerca del pueblo de Capdepera también hay hostales y otros alojamientos de lujo con luminosas suites y modernos servicios.

Los viajeros que se hospeden en los hoteles de Cala Mesquida podrán llegar a pie fácilmente a todos los servicios que ofrece la zona así como a la playa. No obstante, disponer de un vehículo de alquiler facilita la visita a otras localidades cercanas. Además, el área dispone de aparcamiento tanto cerca de la playa como en las calles de alrededor. Desde Artà y Capdepera se puede llegar en autobús o en coche gracias a la red de carreteras perfectamente señalizadas.

La mejor época para visitar Cala Mesquida es durante los meses de verano puesto que el buen tiempo permite realizar varias actividades al aire libre. La playa dispone de puesto salvavidas, duchas y locales donde alquilar el equipo necesario para llevar a cabo los deportes acuáticos.