Calas de Mallorca

La isla de Mallorca es, sin duda alguna, una de las grandes joyas de las Baleares. Playas de ensueño, ciudades cargadas de una oferta de ocio de primer nivel y, por supuesto, esos monumentos que todo el mundo desea conocer cuando se acerca a este paradisiaco rincón de Mediterráneo son ingredientes fundamentales durante la estancia en la zona. Uno de los municipios que mantienen una oferta de mayor nivel es el de Calas de Mallorca. Situado en la zona oriental de la isla, la localidad está repleta de playas y calas de ensueño que dan fama a la zona y que, por supuesto, hay que visitar sin la menor duda. Sus buenas comunicaciones permitirán conocer otros lugares en poco tiempo, todo para vivir una experiencia que será difícil olvidar para todos los que decidan divertirse aquí.

Qué ver en Calas de Mallorca

Esta tranquila localidad de la costa oriental de la isla de Mallorca tiene mucho que ofrecer. Pese a su variedad de atracciones, lo más importantes es descubrir sus playas, por lo que un repaso a las más importantes se hace fundamental aquí. Todas las calas de esta zona de Manacor están caracterizadas por la calidad de su entorno natural y por contar con unos fondos marinos en el que la práctica del buceo se hace más que recomendable. Cala Antena es una de las principales de toda la zona. Con solo 30 metros de largo, son muchos los que buscan la paz del entorno para disfrutar de unas tranquilas aguas que casi no tienen comparación en la zona. Otra de las calas que no hay que perderse es la de Domingos Grans acompañada muy de cerca por la de Domingos Petits. Por su parte, el litoral virgen de esta zona de Manacor queda a las mismas afueras del pueblo siendo muy fácil llegar hasta él incluso acompañado de toda la familia.

Qué hacer en Calas de Mallorca

Uno de los planes que más se aconseja para todos los que deciden disfrutar de su estanca en Calas de Mallorca es el de ir a conocer la ciudad de Palma de Mallorca. El patrimonio cultural de esta localidad es incomparable. Lugares como el castillo de Bellver, el palacio real de la Almudaina o la catedral de Santa María, uno de los templos que se encuentran más cerca del mar, son motivos más que suficientes para lanzarse a descubrir los encantos de la capital de la isla sin la menor duda.

Dónde Dormir

El alojamiento no es ningún problema en la zona de Calas de Mallorca. Hay que tener en cuenta que esta localidad vive del turismo de forma muy importante, por lo que cualquier hostal u hotel de la zona resultará más que interesante para el viajero. La oferta incluye desde alojamientos de alto nivel en primera línea de playa hasta otros un poco más económicos pero que siempre mantienen un nivel de calidad excelente.

Transporte

Calas de Mallorca está situado en la zona más oriental de la isla formando parte de la región conocida como Manacor. Para ir hacia Palma de Mallorca, ciudad situada a unos 70 km de distancia, lo más aconsejable es conducir por la Ma-19 un total de 1 hora, tiempo con el que se llegará a destino de la forma más cómoda y sencilla.

Otros datos de interés

Uno de los grandes atractivos de la estancia aquí es el poder disfrutar de la gastronomía local. Los quesos de Mallorca son casi tan famosos como las ensaimadas locales, unos dulces que se encuentran en casi cualquier establecimiento y de los que hay que disfrutar junto con alimentos como la sobrasada.