San Telmo

Situada en el extremo suroeste de la isla de Mallorca, San Telmo (Sant Elm) es un encantador pueblo marinero presume de una atmósfera simplemente idílica. Su nombre rinde honores al patrón de los pescadores, llamado también Sant Elm, y atrae a quienes desean instalarse en un hotel, hostal o apartamento cercano a playas tranquilas y alejadas del turismo de masas.

Al recorrer San Telmo los visitantes pueden apreciar un entorno apacible y bonito, con sus calles flanqueadas por casas de veraneo y diversos bares, restaurantes y tiendas. El patrimonio histórico de la localidad atestigua el paso del rey Jaime II. Destacan el antiguo hospital de marineros construido en el año 1279, conocido como la torre de Sant Elm, y las ruinas de un antiguo monasterio, situadas en La Trapa. Además, se pueden descubrir las torres de defensa de cala en Basset y de Llebeig, ambas emplazadas en la isla Dragonera, vestigios de las fortificaciones que protegían a la ciudad de los ataques piratas.

Unas vacaciones en pareja o en familia pueden sacar mucho partido de San Telmo y sus alternativas de entretenimiento. El puerto pesquero de la localidad, por ejemplo, se encuentra en pleno funcionamiento, y los turistas pueden contemplar sus actividades cada día. Asimismo, su costa es muy propicia para descansar y para disfrutar de la práctica de deportes náuticos. Entre los mejores alicientes de San Telmo destacan sus playas de arena fina, como sa Gran y sa Petita, y las playas de guijarros, como son la cala es Conills y la cala en Basset, espléndidas para tomar el sol y refrescarse en el mar.

En San Telmo es posible elegir entre una amplia gama de opciones de alojamiento, que incluyen desde un elegante establecimiento de 4 estrellas, de los cuales hay varios que miran a la playa de Sant Elm. Asimismo, muchos establecimientos del lugar ofrecen piscina exterior y/o interior, agradables terrazas y bonitos jardines. Otra opción la brindan los apartamentos y estudios modernos y luminosos, que pueden ofrecer vistas a la bahía y constituyen una buena alternativa de alojamiento para parejas y familias. Muchos huéspedes se decantan por elegir hoteles que dispongan de restaurante, para disfrutar de mayor comodidad. Quienes desean ahorrar en alojamiento pueden hacer su reserva en hostales agradables y con ambiente familiar. Son muy populares entre los jóvenes que viajan en grupo.

A Sant Elm es posible llegar desde Peguera y Andratx en transporte público, utilizando los autobuses 100 y 102, que parten desde Palma de Mallorca. En el caso de haber alquilado un coche, es necesario tomar el desvío entre Andratx y el Port Ma-1050 hacia S’Arracó y, luego, enlazar con la Ma-1030 hasta llegar a Sant Elm. Quienes llegan a Palma de Mallorca en avión y desean moverse en transporte público, pueden tomar la línea 1 de autobús desde el aeropuerto hasta la Estación Intermodal y, desde allí, continuar hasta San Telmo en las líneas 102 y 100, que conduce hasta la localidad.

Los espacios naturales de San Telmo, como las preciosas playas y las reservas naturales, permiten disfrutar de unas espléndidas vacaciones a familias con niños. Entre la oferta de actividades se cuentan los deportes náuticos, las rutas de senderismo y la exploración de la naturaleza en el parque natural de la isla Dragonera, y en la reserva natural de la Trapa. Los foodies también disfrutan de esta hermosa región, cuya gastronomía mediterránea es rica en productos de la tierra y del mar. Ofrece especialidades de la cocina payesa y marinera, que incluye platos típicos como las sopes mallorquines, el tumbet, el frit de matançes, los arroces con pescados y mariscos, la ensaimada y el helado de almendra.