Sóller

La localidad costera de Sóller se encuentra en el noroeste de la isla de Mallorca. En el municipio se han encontrado restos de la cultura talayótica, perteneciente a una etapa histórica que se desarrolló en las Islas Baleares durante la edad del bronce y de hierro. El puerto del municipio fue un lugar atacado por tropas que buscaban apoderarse del control del Mediterráneo, por lo que en el siglo XVI se construyeron varias fortificaciones con fines defensivos, como una muralla de la que apenas quedan restos y el castillo del puerto. En la actualidad es una localidad muy turística, sobre todo durante la temporada de verano.

El casco histórico de Sóller es una de sus zonas más interesantes. En esta zona es posible visitar Can Prunera, una casa modernista que cuenta con un museo en su interior. Cuenta con una exposición permanente de autores como Joan Miró o Paul Klee. Asimismo, dispone de una sala de libros y salas de exposiciones temporales. La Església de Sant Bartomeu se encuentra en la plaza de la Constitución y es el edificio religioso más importante de la localidad. Esta iglesia cuenta con varios estilos artísticos, desde el barroco al modernista. Otro de los lugares de interés de esta población es su jardín botánico, con una extensa colección de plantas.

Hay una actividad que todo el mundo realiza en Sóller, que consiste en subir al mítico 'tren naranja' o tranvía antiguo que se mueve por todo el casco histórico y el puerto. Este tren se puede coger incluso desde la capital, en Palma. La localidad se encuentra en la costa y por ello es un lugar ideal para poder disfrutar de las pequeñas calas típicas de Mallorca, así como de estupendas playas. Las playas de Es Traves y C'an Repic son muy populares.

El alojamiento en la localidad de Sóller está concentrado en gran parte en la zona centro e histórica. Otra de las zonas en las que se puede encontrar un buen hotel u hostal es en el puerto. En la localidad hay hoteles con categorías variadas de hasta cinco estrellas. En esta zona turística de Mallorca también es posible encontrar otro tipo de alojamiento, desde apartamentos para familias a amplias y lujosas villas. En las afueras hay chalets de montaña y acogedoras casas rurales para unas tranquilas vacaciones. También se ofrecen al turista albergues y hostales, un tipo de alojamiento sencillo pero con servicios básicos.

En la isla de Mallorca el aeropuerto se encuentra a pocos kilómetros del centro de Palma, la capital. La localidad de Sóller está a solo 35 kilómetros de Palma. Desde el aeropuerto se puede coger un autobús hasta la zona del centro, en donde hay conexiones con otras localidades. A esta población de costa se puede llegar en el mítico tren naranja o en autobús. Como la distancia es corta también es posible coger un taxi desde el aeropuerto. Alquilar un coche es una buena opción en la isla de Mallorca, ya que hay zonas a las que es difícil acceder en transporte público.

Si hay un producto típico de la gastronomía mallorquina que todo el mundo quiere probar son las deliciosas ensaimadas, su dulce más preciado. Estas ensaimadas se pueden comprar y probar en toda la isla, incluido en Sóller. Suelen acompañarse de un relleno de nata, crema o cabello de ángel. Los platos típicos en este municipio son muy variados, como la sopa mallorquina o el frito de cerdo. En la localidad también tienen un dulce típico y propio, las garrovetes del papa, hechas con azúcar y yema de huevo.