Valldemossa

El municipio de Valldemossa se ubica en la isla de Mallorca, a unos 400 metros sobre el nivel del mar. Su población cuenta con unos 2.000 habitantes y forma parte de la cadena montañosa de casi 100 kilómetros de longitud conocida como la Serra de Tramuntana. El origen del nombre de la localidad, Valle de Mozu, se debe al dominio islámico durante 300 años después de la invasión de la Península Ibérica en el siglo VIII. Probablemente este sea el pueblo más conocido de la isla balear ya que fue residencia del compositor polaco Frédéric Chopin y la escritora George Sand durante un corto periodo de tiempo. Los viajeros tienen parada obligada en esta localidad, que ofrece unas pintorescas calles empedradas de uso peatonal y un interesante patrimonio cultural con construcciones majestuosas y museos de gran relevancia.

Qué ver en Valldemossa

Uno de los lugares más importantes de la localidad es el antiguo monasterio de la Real Cartuja. En sus orígenes fue residencia real y es popular por su museo interior, que alberga una interesante colección relacionada con Frédéric Chopin y con diversas muestras de cultura y arte de los siglos XV al XX. Otros edificios de obligada visita son la Casa Natal de Catalina Thomas y el Palacio del Rey Sancho. Este último posee elementos característicos como su puente levadizo y el claustro de Santa María. La Ermita y el Monasterio de Miramar son dos espacios dedicados a la tranquilidad y al descanso, además, desde estos lugares se muestran unas increíbles vistas del mar Mediterráneo. El centro cultural Costa Nord fue fundado por el actor Michael Douglas y en él se realizan entretenidas actividades para los visitantes.

Qué hacer en Valldemossa

El lugar es perfecto para aquellos visitantes que deseen explorar la Serra de Tramuntana. Puig des Teix es un importante pico de la cadena montañosa y en él los viajeros pueden practicar trekking hasta su cima y disfrutar de unas increíbles vistas. Otros lugares para deleitarse con un paisaje cautivador son el puerto de pescadores de Sa Marina, situado a unos seis kilómetros de la villa, y los miradores de Puig de Sa Moneda y Miranda des Lladoners. Los viajeros que busquen unas vacaciones más tranquilas pueden pasear por las pintorescas callejuelas empedradas de la localidad, repletas de cafeterías, bares, restaurantes y tiendas. En la finca agrícola de Son Moragues los visitantes descubrirán un espacio con más de 700 años de antigüedad que muestra como se lleva a cabo la producción ecológica de aceite de oliva.

Dónde dormir en Valldemossa

Valldemossa ofrece a sus visitantes la oportunidad de encontrar el hotel u hostal que mejor se adapte a sus necesidades. Algunos complejos se encuentran en lo alto del pueblo, disponen de piscina e incluyen completos y prácticos servicios. En esta zona de la isla de Mallorca es posible encontrar desde un alojamiento sencillo de gestión familiar hasta un hotel de cuatro estrellas con lujosas instalaciones.

Transporte

Lo más aconsejable para moverse con mayor libertad por la localidad de Valldemossa y por sus alrededores es disponer de un automóvil de alquiler. No obstante, en el centro del pueblo hay una parada de autobuses cuya línea conecta con otras localidades cercanas. El pueblo de Banyalbufar se sitúa a unos 17 kilómetros de distancia y la impresionante playa d´Estellencs se encuentra a aproximadamente 25 kilómetros. La capital de la isla, Palma de Mallorca, se sitúa a unos 20 minutos por carretera.

Otra información de interés

En verano Valldemossa acoge el Festival Chopin, un interesante encuentro de conocidos pianistas de gran prestigio internacional. Grandes escritores como Jorge L. Borges o M. Gaspar de Jovellanos han visitado la localidad a lo largo de los años.