​Binibeca

​Binibeca es uno de los pueblos más nuevos de España. Fue construido en los años 70 en el municipio de San Luis y se encuentra a menos de diez kilómetros de Mahón, la capital de la isla de Menorca. Ofrece a sus visitantes tres kilómetros de litoral donde se emplaza la villa de pescadores, la playa de la localidad y la Cala Torret, una pequeña bahía con diferentes restaurantes y comercios. El poblado es uno de los más visitados de la isla, sobre todo durante el verano, ya que destaca la forma de sus calles y las casas blancas que imitan a las de los pescadores. El poblado cuenta con poco más de 150 casas y está cuidado al más mínimo detalle, llegando a guardar ciertas similitudes con los pueblos de alguna de las islas griegas.

Los viajeros que lleguen a Binibeca por primera vez no pueden dejar de dar una vuelta por los estrechos callejones para descubrir las magníficas casas con fachada de color blanco. La visita al pueblo puede combinarse con el paseo a las diferentes playas y calas próximas al municipio de San Luis como las de Binisafuller, Biniancolla y Biniparratx, todas situadas en la parte sur de la isla. La estructura arquitectónica del poblado es muy singular y además de casas que se ensamblan en perfecta armonía, se puede encontrar una sencilla y peculiar iglesia, una plaza mayor y un bonito paseo marítimo. El paseo desemboca en un coqueto embarcadero desde el que disfrutar de una agradable panorámica de los detalles en piedra y madera de las diferentes construcciones del pueblo.

Binibeca ocupa una apacible zona costera ideal para aquellos visitantes que quieran disfrutar de la tranquilidad y el descanso. Además de llevar a cabo un agradable paseo por las originales calles del poblado, los turistas podrán hacer uso de una amplia oferta de servicios entre los que se incluyen bares, restaurantes y un supermercado. La playa de la localidad se ubica junto al pueblo y es idónea para aquellos que quieran tomar el sol y darse un baño en aguas profundas. En el municipio de San Luis hay otras calas de impresionante belleza y de aguas cristalinas como Mitjana, Macarella o Turqueta. A escasos kilómetros por carretera se emplazan varios lugares históricos como el Poblado de Talatí de Dalt y el Poblado Talayótico de Trepucó. La isla de Menorca ofrece la oportunidad de realizar varias actividades relacionadas con el ocio como snorkel, buceo, senderismo e interesantes excursiones en bicicleta.

Binibeca es una zona principalmente residencial por lo que los alojamientos que se pueden encontrar son en su mayoría apartamentos. No obstante, el municipio de San Luis cuenta con varios hostales y hoteles de tres y cuatro estrellas que disponen de todos los servicios necesarios para disfrutar al máximo de unas agradables vacaciones.

La línea 23 de autobuses realiza el recorrido Mahón-Sant Lluís-Binibeca y ofrece diferentes horarios dependiendo de la época del año. Mahón, capital de la isla, se ubica a unos quince minutos por carretera, mientras que el aeropuerto se encuentra a aproximadamente cinco kilómetros de distancia.

En la localidad de Binibeca es posible encontrar numerosos restaurantes junto a la playa en los que se sirven delicias marineras capaces de satisfacer a los paladares más exigentes. La localidad puede visitarse durante todo el año, no obstante, en los meses de verano es cuando más ambiente puede encontrarse en la zona. Varios días a la semana se llevan a cabo en el municipio de San Luis diferentes mercados en los que se ofrece una amplia selección de verduras, frutas y objetos de artesanía de producción local.