Isla de Fuerteventura

Fuerteventura tiene un encanto natural que ya fue avalado por la Unesco en el año 2009, fecha en la que la totalidad de la isla pasó a ser declarada reserva de la biosfera. Aunque la explotación turística de Fuerteventura no es masiva, cada vez son más los hoteles y apartamentos que se van construyendo en la isla para cubrir la demanda más exigente de los turistas. Los hoteles en Fuerteventura se distribuyen por toda la isla, pero son las zonas de Corralejo, en el norte, Jandía, en el sur, y Castillo, en el centro, las que albergan más hoteles y apartamentos. La isla de Fuerteventura es un paraíso para los amantes de la playa y para los amantes de las actividades acuáticas, particularmente del surf.

Con 340 kilómetros de costa, es fácil encontrar una playa, entre las más de 150 que se distribuyen por toda la isla. Los hoteles de Fuerteventura son hoteles de playa, aunque también se pueden encontrar hoteles o apartamentos en la zona de interior, como Betancuria. Hay muchos hoteles en Fuerteventura que adoptan la forma de complejos que ofrecen numerosas facilidades a los turistas. Cerca de la playa, son un lugar ideal para los que quieren practicar surf, buceo o pasear por la arena.

El principal punto de entrada a Fuerteventura es su aeropuerto, situado en las proximidades de Puerto del Rosario y zona elegida por algunos turistas para alojarse en los hoteles de Fuerteventura y apartamentos y descubrir desde allí los encantos innumerables de la isla de Fuerteventura. Las playas de El Cotillo, de Jandía o las dunas de Corralejo son lugares idílicos para pasar una jornada de playa o para practicar surf u otro deporte acuático. Todo ello, sin descuidar la visita a otros lugares de la isla de Fuerteventura como el Parque Natural del Islote de Lobos o el Paisaje Protegido de Vallebrón. Fuerteventura es un lugar de innumerables tradiciones y fiestas populares, como los carnavales y las numerosas romerías estivales. Y tras un día de surf o de playa, no se debe dejar de probar el pescado Fuerteventura, sus deliciosos quesos ni sus papas arrugadas con mojo.