​Fuencaliente

​Fuencaliente es una localidad canaria que pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife y se ubica en el extremo sur de la isla de La Palma. Se trata del enclave con mayor número de erupciones volcánicas registradas en toda la isla, siendo la más reciente la del volcán de Teneguía, en 1971. El resultado es un paisaje único, con abundantes conos volcánicos y, en algunos casos, coladas de lava de excepcional belleza.

Qué ver en Fuencaliente

No es de extrañar que este municipio sea uno de los más visitados de la isla. Lugares como las Salinas ofrecen una imagen admirable y completamente diferente a los paisajes habituales. Además, el faro es un lugar carismático y atractivo, sobre todo por la noche, cuando se convierte en punto de referencia para los barcos que bordean la zona. Pertenece al parque natural de Cumbre Vieja y es, en realidad, dos faros en uno, ya que el originario -de principios del siglo XX- sufrió tantos daños que fue levantado otro, a su lado, más moderno.

Además, Fuente Santa contaba, hace años, con una fuente de aguas termales a la que se atribuían poderes curativos. La erupción de un volcán la sepultó y, ahora, se han hallado aguas subterráneas a 60 ºC, por lo que tal vez puedan aprovecharse en un futuro como balneario. En cualquier caso, la singularidad del paisaje merece una visita.

Qué hacer en Fuencaliente

Este municipio es un campamento base ideal para iniciar la Ruta de los Volcanes de la isla de La Palma. Además, al oeste de la población se localizan un buen número de bonitas playas y calas, en las que el mar permanece tranquilo y se ofrecen buenos servicios, por lo que se trata de zonas de baño familiares altamente recomendables. Entre las mejores figuran la playa del Faro, la Nueva y la de la Zamora.

Más allá de visitar la capital del municipio, Los Canarios, esta localidad ofrece encantos patrimoniales como la iglesia de San Antonio Abad, levantada en 1574.

Dónde dormir

La oferta de alojamiento en esta población es suficientemente amplia y variada. No en vano, se trata de un destino turístico habitual en la isla. Además de un hostal sencillo y acogedor, o un hotel de alto nivel con atractivas instalaciones, cuenta con un interesante surtido de apartamentos en régimen de alquiler, motivo por el cual cualquier viajero encuentra en Fuencaliente una opción adecuada a sus necesidades.

Transporte

Para llegar a la isla, la mejor opción es desplazarse en avión hasta su aeropuerto, situado a 8 kilómetros del centro de Santa Cruz de la Palma. También existen ferris que realizan el trayecto desde otras islas, sobre todo desde Tenerife.

Una vez en el aeropuerto, alquilar un coche es una alternativa altamente recomendable. Las distancias son reducidas en La Palma, las carreteras cómodas y el tráfico fluido y fácil de controlar. Por eso, la libertad de movimientos que otorga disponer de un automóvil de alquiler es incomparable.

Otros datos de interés

La mejor época del año para viajar a Fuencaliente es el mes de agosto. Y no por una cuestión climatológica, porque en realidad la temperatura en Canarias es deliciosa siempre, sino por sus festividades. En este mes se realiza la fiesta de la Virgen del Pino, el segundo domingo, y las fiestas de la Vendimia, durante la última semana.

En el plano gastronómico, este municipio, como la isla en general, proporciona riquísimos deleites con su potajes, sus pescados, sus papas arrugadas, el queso con mojo verde, los plátanos y el gofio. Para beber, buen vino autóctono y barraquito son opciones que todo el mundo debe regalarse.