Isla de Lanzarote

El excelente clima que caracteriza a la isla de Lanzarote durante todo el año hace de ella un destino ideal en cualquier estación. Si a ello le añadimos la singularidad de los parajes naturales que recorren de principio a fin su geografía, Lanzarote se nos aparecerá como un lugar paradisíaco que esconde un sinfín de encantos por descubrir. 

La geografía de la isla de Lanzarote está determinada por cinco hitos únicos: los dos macizos montañosos Famara-Guatifay y los Ajaches, las zonas de volcanes del Parque Nacional de Timanfaya y de la Corona, y el área conocida como el Jable, una lengua de arenas marinas que atraviesa el centro de la isla.   

Este entorno privilegiado de paisajes volcánicos y costas ofrece innumerables actividades que realizar en torno a él: podrás practicar el senderismo recorriendo los fabulosos paisajes de Lanzarote, bañarte o navegar en sus aguas cristalinas y ver el cielo desde una perspectiva única. 

Las particularidades de la geografía de Lanzarote hallan reflejo en las que distinguen a su excelente gastronomía: hay multitud de restaurantes y hoteles donde saborear los platos típicos del lugar.Lanzarote ha sabido conjugar la construcción de hoteles y apartamentos con una conservación idónea de su patrimonio natural, lo que le ha valido a la isla la declaración como Reserva de la Biosfera por parte de la UNESCO en 1993.

La era del turismo en la isla de Lanzarote comenzó con la apertura en 1967 de varios hoteles en la zona costera del Puerto del Carmen: los Fariones y San Antonio fueron los primeros hoteles en Lanzarote.La arraigada tradición hotelera en la zona hace de los hoteles de Lanzarote emplazamientos acogedores donde disfrutar de la estancia. También se encuentran numerosos apartamentos con vistas al mar, para unas vacaciones más íntimas y económicas. 

Los apartamentos y hoteles de la isla de Lanzarote son únicos en el panorama nacional. Los hoteles de Lanzarote ofrecen la oportunidad única de conocer esta hermosa tierra, a buen precio y con el mejor servicio.