¿Necesitas ayuda?

365 días/24 horas para incidencias sobre reservas

Gestiona tu reserva

Inicia sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

o accede con

Crea tu cuenta

o crea tu cuenta con

  • Acumula dinero

    Con Invita a un amigo y Mi Monedero ahorrarás en tus reservas

  • Ofertas exclusivas

    Recibe las mejores ofertas y promociones en tu email

  • Guarda tus búsquedas

    Vuelve a consultar tus destinos y hoteles favoritos cuando quieras

Consigue descuentos exclusivos

Inicia sesión

Centro de Logroño

Hoteles destacados

Centro de Logroño

Alojarse en el centro de Logroño en apartamentos u hoteles supone una oportunidad excelente para conocer a fondo la ciudad. No faltan los hoteles con encanto ni aquellos otros pertenecientes a grandes cadenas, lo que aporta un plus de calidad. Entre los primeros, cabe destacar los ubicados en edificios históricos sabiamente reformados. En sus habitaciones todavía se pueden percibir vestigios del pasado con vigas milenarias, escalinatas de piedra en la entrada o forja en las ventanas. Además, al situarse en el mismo centro de Logroño, se puede aprovechar para descubrir su rica gastronomía tomando unos buenos pinchos. Entre los hoteles de grandes cadenas existe una amplia variedad de habitaciones para acoplarse a todas las necesidades. Otra opción excelente para alojarse son los apartamentos o apartahoteles pues siempre resultan muy económicos. Cuentan con todas las comodidades y se pueden convertir en una segunda casa para el viajero. Las calles Mayor, Laurel, Fundición o Huesca son algunas del casco histórico donde se encuentran los principales hoteles y un sinfín de apartamentos.

Logroño, además de ser la capital de La Rioja, es la que mayor población contiene dentro de la comunidad. Bañada por el río Ebro, ha sido habitada desde la Prehistoria. Se conservan, asimismo, importantes restos romanos de la antigua Varea, hoy integrada en la propia ciudad. En la Edad Media desempeñó igualmente un papel trascendental al pasar el Camino de Santiago por la localidad y al lindar con los reinos de Aragón, Castilla y Navarra. En el siglo XVI Logroño pasó a la historia por su levantamiento comunero contra el monarca francés Francisco I. El Arco del Revellín o el Monumento al Fuero son algunos de los edificios que quedan de estas dos épocas. Dentro del centro de Logroño se sitúan la mayoría de estos monumentos y las casa más antiguas, algunas de ellas reconvertidas en hoteles o apartamentos. La Iglesia de San Bartolomé o los restos de las antiguas murallas también se hallan en esta zona. Los bares, tascas o el Mercado de San Blas en pleno centro de Logroño constituyen un remate imprescindible a toda visita que se precie.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideraremos que acepta su uso.

Más información

Cerrar
↑