cover

Encuentra hoteles y otros alojamientos en Santo Domingo de la Calzada

Hoteles destacados

Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo de la Calzada después de asada. Viajar a Santo Domingo de la Calzada, población de La Rioja y señera fin de etapa del Camino de Santiago, y no escuchar este dicho (no una, sino varias veces) es misión casi imposible. La frase está en boca de todos los nativos y escrita por todas partes. Sí, es dicho común, muy común, pero ¿de donde nace? Pues de un suceso, al parecer milagroso, que la tradición sitúa en días del siglo XI, cuando vivió el santo/ingeniero Domingo de la Calzada –el puente que hay a la entrada del pueblo es suyo-.

Parece ser que, llegando una pareja de peregrinos y su hijo (evidentemente, también peregrino) a Santo Domingo de la Calzada, fueron a hacer noche en una posada. Allí, tuvieron la desgracia de que la hija del posadero quedara prendada del guapo retoño de la pareja quien, según cuentan, no hizo el menor caso a los cantos de sirena de la posadera. Ésta, despechada, le acusó de robar una taza (que previamente le había introducido en su equipaje). El pobre fue juzgado y ahorcado y los padres, muertos de pena, continuaron camino. Pero Santo Domingo sostuvo al chico por los pies y cuando sus padres regresaron de Santiago vieron con asombro que su hijo estaba vivo. Acudieron al juez quien, incrédulo y fastidiado porque le habían interrumpido la comida, aseguró que si era verdad lo que decían que cantara la gallina (otras versiones hablan de gallo) que en esos momentos se estaba zampando. Y la gallina cantó y se puso a caminar.

Quien viaje hoy a Santo Domingo (de La Calzada) y entre en la Catedral, verá que hay un gallinero (con un gallo y una gallina) en el altar mayor. Supuestamente, ambos dos volátiles, son descendientes de aquel gallo cantor. Ah, antiguamente, los peregrinos pedían al sacristán, para sus sombreros, las plumas que se les caían a los volátiles (o, simplemente, las cogían ellos del suelo). Además, los romeros daban a comer los plumíferos migas pinchadas en las puntas de sus bastones de peregrino. Si los animales aceptaban la migaja es que llegarían sanos a Santiago.

Información de interés sobre Santo Domingo de la Calzada

¿Qué hoteles en Santo Domingo de la Calzada disponen de recepción 24 horas?
Actualmente la mayor parte de los alojamientos disponen de recepción 24 horas o alternativas para acceder al establecimiento a cualquier hora del día. Aquí podrás encontrar algunos alojamientos de recepción durante todo el día: Parador de Santo Domingo de la Calzada, Parador de Sto. Domingo Bernardo de Fresneda, Apartamentos San Francisco 58
¿Cuánto cuesta un hotel barato en Santo Domingo de la Calzada?
El precio por noche puede variar en función del día o la categoría del alojamiento. En Santo Domingo de la Calzada puedes alojarte desde 31.29 euros, y el precio medio es 38.11 euros
¿Qué hoteles en Santo Domingo de la Calzada disponen de parking?
Si vas a viajar a esta localidad con coche, lo ideal es buscar un hotel o alojamiento con parking para mayor comodidad durante la estancia. ¿Quieres conocer los establecimientos de la zona que cuentan con este servicio? Aquí te informamos de algunos de los hoteles que tienen parking.
¿Cuáles son los mejores hoteles en Santo Domingo de la Calzada para ir con mascotas?
Si viajas con tu mascota es importante informarte antes de reservar de cuáles son los hoteles que aceptan mascotas en el destino de tu viaje. Existe una serie de hoteles que adminten mascotas como estos: Hostal la Catedral, San Roque 18

Qué ver o hacer en Santo Domingo de la Calzada y alrededores

Leer 13 recomendaciones de la provincia.
  • Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

    Muy recomendable

    Tuvimos la suerte de ver la representación teatralizada de la leyenda del gallo y la gallina!

  • Santo Domingo de la Calzada (La Rioja)

    Escapada de fin de semana

    Todo fue perfecto,el apartamento ideal,buena ubicación,y el pueblo muy bonito,

¿Ya conoces Santo Domingo de la Calzada?

Comparte con otros viajeros lo que más te gusta de Santo Domingo de la Calzada.

↑