El fantasma del Palacio Real

Es muy probable que el viajero que, llegado a Madrid, haya visitado los más reseñables rincones de la ciudad, haya pasado por delante del Palacio Real. Puede que hasta se haya apuntado a una visita guiada por las estancias del palacio, o que haya asistido al cambio de guardia. Pero¿ha sabido durante su recorrido que es éste un lugar encantado?

Resulta que, en tiempos de Felipe V, concretamente en el año 1784, el antiguo Alcázar de Madrid, al parecer un edificio bastante inhóspito, fue pasto de las llamas siendo remplazado, después, por el actual palacio. Obra de Filippo Juvara, primer arquitecto de Amadeo de Saboya y brillante tracista, constructor y urbanista, la leyenda comienza con él.

La tradición cuenta que Felipe V mandó construirlo en un lugar en el que era considerado fantasmagórico, en el que había duendes, brujas y fantasmas. Cuenta la leyenda que una de las cabezas que adorna el frontispicio del Palacio representa al arquitecto (al que el Rey mandó matar una vez construido el Palacio), y que algunas noches se oyen voces y ruidos en salas cerradas. Estas voces serían del arquitecto. ¿Las escucharán el viajero en su visita al Real Sitio?